Analistas: Discreción de Pyongyang sobre bombardeos en Siria lo dice todo

|

EL MATERO,Sebastien Berger y Sunghee Hwang.- Al día siguiente de los bombardeos occidentales contra presuntas instalaciones de armas químicas en Siria, Corea del Norte, amigo de Damasco desde hace tiempo, celebró un espectáculo de danza en honor a su fundador, Kim Il Sung. Ni palabra del ataque.


Los medios de comunicación oficiales se abstuvieron de hacer comentarios hasta el martes, tres días después del ataque de Estados Unidos, Francia y Reino Unido. En un apunte en la última página, el periódico Rodong Sinmun reprochó a Washington haber usado el "antiterrorismo como excusa" para esta operación.

Esta reacción contrasta con la retórica de hace un año, cuando el presidente estadounidense Donald Trump ordenó atacar Siria en represalia a un ataque químico. Pyongyang condenó entonces "un acto de agresión intolerable" que demuestra "más de un millón de veces" la legitimidad de su programa nuclear.


Hace un año la tensión era máxima por una serie de disparos de misiles norcoreanos. Y los bombardeos a Siria se interpretaron como una advertencia a Pyongyang.

Pero hoy, en un contexto de acercamiento con el Sur, Corea del Norte prefiere evitar la controversia, explican los expertos.


El dirigente norcoreano Kim Jong Un celebrará una cumbre con el presidente surcoreano Moon Jae-in la próxima semana y más tarde prevé reunirse con Trump.

Desde hace más de un mes, la agencia oficial KCNA no menciona la capacidad nuclear del país. Al contrario de lo que acostumbra a hacer, también dejó de lado la retórica de condena a los ejercicios militares anuales entre Seúl y Washington.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.