​Las primarias abiertas.

|



Hace un tiempo que el ambiente político dominicano se encuentra permeado por un tema que ha despertado controversias fuertes entre los diferentes actores que conforman el panorama político. Los cambios aun sean positivos pueden crear resistencias pero este cambio le da la razón le da la razón a aquellos que forman parte de todo este conjunto.


Como siempre se siguen creando organismos débiles, haciendo traje a la medida no pensando en las necesidades reales de la población, pueden imponer el cambio pero sus resultados no van a dar al trates con los problemas más visibles que afectan a la ciudadanía en su desarrollo político. Es cierto que los partidos han ido perdiendo los principios que le dieron origen porque han violado sus propias normas, cuando esto ocurre, se pierde la institucionalidad y lo convierte en grupos débiles.


Todos esos problemas se reflejan también en la constitución de Estados débiles, se puede observar como algunos intereses personales pueden afectar todos los partidos e igualarlos, tal es el caso dela relección por reelección, todos los legisladores de todos los partidos que tenían representaciones congresuales y municipales se reeligieron pasando por encima a sus propios estatutos, es decir sin ser sometido a elecciones por encima de todo aquel que elevó candidaturas. Esos partidos no respetaron ni siquiera la condición de ciudadanos dominicanos de esas personas.


Un grupito decide por todos sin someter a la opinión de la mayoría nada, en los tiempos de Juan Bosch hasta un sí o un no se sometían al criterio de la mayoría, lo preocupante de esto es que eso fue una regla general que fue asumida por la sociedad política del país. Significa que cuando se trata de intereses personales, todos son iguales. Es conveniente la presencia de leyes que defiendan a la ciudadanía.


En tal circunstancia es evidente que se requiere de una ley de partido, eso no está en discusión, la existencia de esta ley es una buena herramienta para que se respete la voluntad de los ciudadanos que residen en un país. Esto ha sido una preocupación de la sociedad, esta ley tiene casi una década depositada en el congreso dominicano, pero ahora se intenta aprobarla porque conviene introducir las primarias abiertas, tema inexistentes en los estatutos de los partidos y que no ha logrado ser consensuado al nivel requerido.


Como siempre se quiere aprovechar la sinergia que provoca la ley de partido para imponer elecciones primarias abiertas porque la circunstancias favorecen a los que ostentan el poder. Sin tomar en cuenta la opinión de los miembros de los partidos y de la sociedad en general. Hay decisiones que pesan, se debe pensar muy bien hacia donde se  está conduciendo este país 



Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.