Chris Paul anota 41 puntos, Rockets, a la final del Oeste

|

EL MATERO, HOUSTON.- Chris Paul anotó 41 puntos, el mayor puntaje de su carrera en la postemporada, con ocho triples y los Houston Rockets vencieron a Utah Jazz 112-102 en el juego cinco el martes por la noche para avanzar a las finales de la Conferencia Oeste.


Será el segundo viaje de Houston a las finales de conferencia en cuatro años y el primero para Paul. El armador ha sido criticado por no pasar la segunda ronda en sus nueve viajes previos a la postemporada.


Houston se enfrentará al ganador de la serie entre Golden State y New Orleans, que los Warriors lideran 3-1.

El novato estrella Donovan Mitchell tuvo 24 puntos para Utah antes de irse con siete minutos por jugar con una aparente lesión en la pierna izquierda.


Houston regresa a las finales de conferencia por primera vez desde 2015. Es la segunda temporada consecutiva que el Jazz perdió en esta ronda después de ser barrido por Golden State la temporada pasada.


Paul, un nueve veces All-Star en su primera temporada con Houston después de un intercambio de temporada baja de Los Angeles Clippers, también tuvo 10 asistencias y siete rebotes.

Casey en jaque




DeMar DeRozan considera que la diferencia entre la temporada regular y los playoffs en la NBA es tan grande como la que existe entre las damas y el ajedrez.


Y en las partidas recientes, DeRozan y los Raptors se afanaron por vencer a LeBron James, quien es el gran maestro. Su incapacidad para derrotarlo habría dejado al entrenador Dwane Casey al borde de un cruel jaque mate.


La postemporada de Toronto terminó el lunes por la noche de una forma conocida y ante un verdugo habitual. James y los Cavaliers de Cleveland lograron su segunda barrida seguida sobre los Raptors en la segunda ronda de unos playoffs.

Es el tercer año consecutivo en que los Cavs han eliminado a Toronto en la postemporada.

Los Raptors impusieron un récord de la franquicia, con 59 triunfos en la temporada regular, con lo que finalizaron en la punta de la Conferencia del Este. Pero eso sólo hace que la eliminación sea más amarga para DeRozan.


“Ésta es probablemente la sensación más difícil, frustrante, difícil y mala que he tenido”, reconoció el martes. “Uno llega a un punto en que se siente firme en todos los aspectos y siente que no puede ser eliminado de nuevo. Luego, uno se da cuenta que sí puede ser eliminado. Y ése es el peor de los sentimientos”.


Su compañero Kyle Lowry lució igual de abatido. Consideró que todo el año fue un “desperdicio”, pese a los logros históricos de Toronto.

“Sentimos que podíamos llegar a la final de la NBA”, afirmó Lowry. “Ésa era nuestra meta”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.