Un nuevo libro retrata a un Trump errático en una Casa Blanca a la deriva

|


EL MATERO,WASHINGTON. El nuevo libro del famoso periodista Bob Woodward perfila una Casa Blanca llena de asesores alarmados y frustrados que intentan contener a diario los impulsos más extremos del errático e iracundo presidente de EE.UU., Donald Trump, en un retrato del Ala Oeste que ha irritado profundamente al mandatario.


La publicación ayer de un adelanto de “Fear: Trump in the White House” (”Miedo: Trump en la Casa Blanca”), que saldrá a la venta el 11 de septiembre, sacudió Washington y provocó una enérgica respuesta de Trump, quien tachó la obra de “repugnante”.


“No es más que otro mal libro. (Woodward) ha tenido muchos problemas de credibilidad”, dijo este martes Trump en una entrevista con la publicación conservadora The Daily Caller.


El veterano periodista, cuyo trabajo sobre el caso Watergate contribuyó a la dimisión del presidente Richard Nixon (1969-1974), ha explicado que basó su libro en entrevistas con testigos de los entresijos de la Casa Blanca, que hablaron bajo condición de anonimato.


Uno de los temas principales es la supuesta incompetencia de Trump a la hora de lidiar con crisis internacionales, como el presunto ataque químico que las fuerzas leales al presidente sirio, Bachar al Asad, lanzaron en abril de 2017.


“¡Matémoslo de una puta vez (a Al Asad)! Hagámoslo. Metámonos ahí y matemos a toda esa puta gente”, exhortó Trump en una conversación telefónica con su secretario de Defensa, James Mattis, según un extracto del libro publicado por el diario The Washington Post.


El jefe del Pentágono respondió que se pondría a ello, pero al colgar el teléfono, le dijo a un asesor que no harían “nada de eso”, y que en cambio organizarían una respuesta “mucho más contenida”: el bombardeo contra una base aérea siria que Trump ordenó finalmente.


Poco después de llegar al poder, el presidente pidió al Pentágono un plan para lanzar un ataque militar “preventivo” sobre Corea del Norte, al tiempo que criticó el alto coste de proteger a Corea del Sur.


Mattis salió “exasperado y alarmado” de una reunión con Trump sobre ese tema, y comentó a su círculo cercano que el mandatario había “actuado como un niño de 10 u 11 años”, de acuerdo a Woodward.


El secretario de Defensa, que hasta ahora había logrado mantenerse al margen del drama cotidiano en la Casa Blanca, negó ayer en un comunicado haber pronunciado “nunca” esas “despectivas” palabras sobre Trump, y las atribuyó a la “rica imaginación de alguien”.


Woodward también asegura que el jefe de gabinete de la Casa Blanca, John Kelly, llamó “desequilibrado” a Trump en una ocasión.


“Es un idiota. Es inútil tratar de convencerle de cualquier cosa. Va a la deriva. Este es el pueblo de los locos. Ni siquiera sé por qué seguimos aquí ninguno de nosotros. Este es el peor trabajo que he tenido nunca”, lamentó supuestamente Kelly en una reunión.


En un comunicado, Kelly desmintió hoy haber llamado “idiota” a Trump y afirmó que su relación con él es “honesta y sólida”, mientras que la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, describió el libro como una colección de “historias inventadas, en su mayoría por empleados insatisfechos, para dejar mal” al presidente.


El volumen también hace hincapié en la brecha entre Trump y el fiscal general de EE.UU., Jeff Sessions, a quien el presidente nunca ha perdonado que se apartara de la investigación rusa.


“Este tipo es un retrasado mental. Es un tonto de los del sur (de EE.UU.). Ni siquiera le permitirían ser abogado de tercera en Alabama”, soltó Trump sobre Sessions en una ocasión, indica el libro.


Woodward describe a Gary Cohn, que hasta marzo fue el principal asesor económico de Trump, como un actor fundamental en los intentos para contener al mandatario durante su primer año en el poder.


El año pasado, Cohn “robó una carta” que Trump tenía en su escritorio y que planeaba firmar para retirar a EE.UU. de un acuerdo comercial con Corea del Sur, y el mandatario no se enteró de ello ni continuó sus esfuerzos para romper el pacto, asegura Woodward.


Cuando, a comienzos de 2017, Trump pidió a su asesor Rob Porter que redactara una carta para retirar a EE.UU. del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) con México y Canadá, este consultó a Cohn, quien le respondió: “Pararé esto. Le quitaré el papel de su mesa”, apunta el libro.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.