Una tragedia familiar por los videojuegos y la clave de wifi

|

Hermanos 12025994 20190806105350


DIARIO EL MATERO.-GEORGIA.Un adolescente estadounidense de 16 años fue condenado el viernes a cadena perpetua con posibilidad de libertad condicional por estrangular a su hermana mayor, rabioso porque había cambiado en su casa la clave de internet.


Kevon Watkins asfixió a Alexus Breanna, de 19, en presencia de su hermano menor y de su madre, en la residencia de la familia en Macon, del condado de Bibb, del estado de Georgia, en Estados Unidos.


La jueza Verda M. Colvin, de la corte superior de Bibb, dictó la sentencia, la que calificó como la “más difícil” que ha emitido.


“Una de las cosas que siempre nos venían a la mente era: lo que ignoramos, lo facultamos”, dijo. “En este hogar, el caos se fortaleció. ... En este hogar, se habilitó la capacidad de ignorar y seguir la disciplina correctiva ”, dijo la jueza.


Latoya Watkins, madre de la víctima y del homicida, testificó el jueves que su hijo estaba de mal humor cuando lo recogió de Westside High School el viernes 2 de febrero de 2018.


Más tarde, en su casa, Kevon Watkins, que había estado jugando unjuego en Xbox, cambió la contraseña del wi-fi familiar debido a una conexión lenta y por la cantidad de personas en la casa que lo usaban. 


Alexus había estado discutiendo con su hermano después de que se enfrentó a su madre, que estaba tratando de eliminar el sistema de juego de su habitación, de acuerdo con las llamadas al 911 y el testimonio en el juicio de Kevon.


La jueza de la Corte Superior del condado de Bibb explicó que encontró a Kevon culpable de asesinato en lugar de declararlo como homicida voluntario. Su hermano de 13 años había tratado de evitar que asfixiara a su hermana.


“Incluso bajo la mejor estimación, para cuando [el ayudante del sheriff] llegó allí ... Habían pasado al menos 11 minutos que el acusado tenía que haber estado asfixiando a su hermana”, dijo Colvin, según el periódico local. “En esos 10 minutos, tuvo que haber dejado de moverse. Quizás el acusado no lo notó porque todavía estaba enojado “.


Alexus fue declarada muerta de asfixia temprano a la mañana siguiente en un hospital local. Kevon sollozó cuando el juez dictó su sentencia, y sus únicas palabras inteligibles fueron: “Lo siento”.


“Creo que todos entienden”, dijo Colvin, “incluyendo esta corte”. El adolescente había dicho previamente a un investigador que él y su hermana discutían casi todos los días. Colvin argumentó que Kevon debería haber recibido herramientas para hacer frente a su ira.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.