Exministros de Salud de Nicaragua advierten a la OMS el riesgo extremo por COVID-19

|

1b677501060431d2798f493671b4be78d8850e34w thumb 620





DIARIO EL MATERO, Managua.- "La ciudadanía nicaragüense se encuentra en una situación de riesgo extremo", indicaron los exministros, que estuvieron a cargo del sistema de salud de Nicaragua entre 1980 y 2007. La advertencia fue hecha por los exministros de Salud Lea Guido (1980-1985), Dora María Téllez (1985-1990), Lombardo Martínez (1997-1999), Martha McCoy (1999-2000) y Margarita Gurdián (2004-2007), en una carta dirigida al director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreysus, y a la directora de la OPS, Carissa F. Etienne.


"Nos dirigimos a ustedes, preocupados por lo que acontece en nuestro país, debido a la magnitud que está alcanzando la pandemia de COVID-19 y su inminente agravamiento, por la carencia de acciones del Gobierno presidido por el señor Daniel Ortega", indicaron los exministros.


Sin estrategia

El Gobierno de Ortega, que ha recibido críticas de sectores nacionales e internacionales, no ha establecido restricciones ante la pandemia, y solamente reconoce 16 casos de contagio, que incluyen cinco muertos, "todos importados", a la vez que descarta la transmisión local comunitaria.


Los datos oficiales contrastan con los del independiente Observatorio Ciudadano COVID-19, que registra 781 casos y 88 muertes. Según los exministros, el llamado a los países protegerse de la pandemia emitido el 11 de marzo pasado por la OMS en Nicaragua "ha sido ignorado, poniendo en gravísimo riesgo la salud de la población".


También denunciaron la falta de "acciones de prevención y contención", como de estrategia alguna de mitigación, además de la insistencia del Gobierno en realizar actividades con aglomeración de personas, a la vez que ignora las propuestas de la sociedad civil.


"Esta situación es todavía más grave considerando la limitada capacidad del sistema público de salud", según los exministros, ya que Nicaragua cuenta con 8,1 camas por 10.000 habitantes, según datos de la OPS, y el número de respiradores no supera los 180, incluyendo los dañados, de acuerdo con diversas fuentes médicas.


"Nicaragua es el segundo país más pobre del continente americano. La pandemia ya está afectando de manera exponencial a la población y, especialmente, a las personas en condiciones de mayor vulnerabilidad", agregaron.

Médicos sin protección


Los cinco exministros insistieron en que "el Ministerio de Salud no ha informado de forma veraz, objetiva y transparente" sobre el coronavirus SARS-coV-2, que causa la enfermedad COVID-19, y que, tanto Ortega como su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, han minimizado "recurrentemente" la pandemia.


Destacaron que el personal sanitario "ha estado trabajando sin la protección necesaria y suficiente, y ha estado siendo obligado, so pena de sanciones severas, a manipular la información sanitaria, para negar o disminuir artificialmente el número de casos y de muertes por causa de la pandemia", así como que una cantidad "considerable" de sus integrantes han sido contagiados de COVID-19.


"Consideramos que la sociedad nicaragüense está en una muy difícil situación que, además de afectar nuestro país, se convierte en un grave riesgo para la región centroamericana", concluyeron los exministros de Salud, quienes solicitaron a la OMS y a la OPS "encarecidamente tomar las providencias que estén a su alcance para disminuir el impacto de la pandemia". La directora de la OPS mostró el pasado mes de abril su preocupación por la forma en que Ortega maneja la pandemia en Nicaragua.


El caso nicaragüense ha trascendido el plano de la salud, pues también es visto como asunto de derechos humanos tanto por la oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Acnudh) como para la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.