​Pandemia y elecciones.

|


Lucila



El COVID-19 ha impuestos nuevas formas de hacer las actividades cotidianas, por los protocolos a seguir para el sofoque del virus, ya se ha dicho que hay medidas que violan los derechos ciudadanos en algunos casos, porque lo menos qué pasarías es privar a una persona de sus libertades y es la mejor medida ante una crisis sanitaria. Ahora el derecho a la alimentación y a la medicina, es a la vida , componentes de los derechos humanos, no pueden ser negados. En función de esto los protocolos deben tocar esos aspectos y resolverlos.


Por tal razón es inminente tomar medidas racionales, porque los organismos nacionales e internacionales están vigilando, en ese sentido se han ido pronunciado algunos, ninguna medida puede atentar contra el derecho a la vida. Dentro de este marco de crisis sanitaria están las elecciones dominicana, presidenciales y congresuales; en un sistema político que viene en crisis, por los distintos actos denuncias a funcionarios vinculados al gobierno, que han quedados sin respuestas. Un número significativo de acontecimientos ocurrido tras elecciones primarias abiertas.


Entre aquellos actos acontecidos en las elecciones primaria abiertas, luego la posposición de las elecciones municipales, las protestas ante la Junta Central Electoral son ejemplos de la crisis que venimos arrastrando, ahora se suma la crisis sanitaria y los golpes que esta dará a la economía.


En cambio ante esta situación el gobierno tiene su esperanza puesta en el candidato oficialista para que algunos temas pendientes se disipen y sean olvidados. En ese sentido vuelcan el gobierno a apoyar el candidato en iniciativas correspondientes al gobierno ante el combate de la pandemia, con el fin de que este penetre en el gusto popular como un líder político con carisma.


El COVOD-19 es utilizado por el oficialismo para hacer su campaña, con el uso de los programas sociales para sustentar confinamiento de los más necesitados en sus casas. En este momento difícil mientras la gente está en casa todos los dispositivos modernos que enciende el primero que sale es ese candidato contando su obra humanaría y salvadora en donde quiera que ha habido situaciones catastróficas.


Ahora mientras más dure el estado de emergencia, se está dando tiempo a posesionar el candidato, se dieron cuenta que es inútil y a esa postergación del aislamiento buscan votos. En función de eso han aumentado las pruebas y cada día son mayores los contagios. De continuar así llegaremos a agosto 2020 sin elecciones.


Entonces es una situación mucho más difícil, porque se multiplicaría la crisis y no se debe permitir en medio de una pandemia un brote de protestas que llevarían a un caos. Las elecciones presidenciales y congresuales son un mandato constitucional. Lo más sensato es buscar una salida que proteja la ciudadanía, dividir los horarios por apellidos o buscar la forma de votar desde casa.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.