​El mundo avanza en la toma de confianza tras vacunas.

|

Lucila





Se ha hablado mucho sobre el tema de las vacunas, hasta teorías conspirativas contra la humanidad han salido a la luz. En cambio de la vacuna AstraZeneca,  se ha comentado por los medios, que es una vacuna para pobres por lo de su precio. Hay en países que se van por esta y Pfizer, con el fin de usarla indistintamente, una para unos y la otra para otros.

Sin embargo esta vacuna se origina en una de las universidades más prestigiosas en cuanto a vacunas se refiere, la Oxford. En tal sentido las investigaciones, con respeto a la misma, verifican su  potencial , para librar la batalla contra el coronavirus.


A partir de los estudios realizados tanto a AstraZeneca, como Pfizer, han permitido que países como Gran Bretaña, aplica a la mayor cantidad de personas una primera dosis, sin reservar para la segunda, apoyándose en la conclusión que puede postergarse hasta tres meses la segunda dosis, las personas, que recibieron una primera dosis, están medianamente protegidas.


Los expertos centran sus decisiones en la reducción de los internamientos por coronavirus, después de dos semanas de la aplicación de la vacuna, como de todos modos es un experimento se tiene el temor de que, más tarde puede aumentar los contagios y las hospitalizaciones.


Estas mismas personas que están estudiando constantemente el comportamiento del virus, saben que es muy pronto determinar si estos resultados son confiables, se necesitan más ensayos. El estudio realizado en Escocia, defiende AstraZeneca-Oxfor,  puede ser un muro contención en el combate a la pandemia, por su costo y conservación en refrigerio normales.


Por otro lado los israelíes, de la universidad de Edimburgo, han enfocado sus análisis sobre la vacuna Pfizer, otorgando una eficiencia similar a  AstraZeneca, otorgada por los escoceses.


Los investigadores han llegado a estas conclusiones a los 30 días de aplicar estas vacunas, el nivel de ingreso en los hospitales disminuyó significativamente. El estudio destaca que la AstraZeneca actúa más rápidamente que la Pfizer.

El estudio no determinó los efectos de AstraZeneca, en personas mayores.  Se evidencia, que fue aplicada a muchas personas de edad avanzada. El mismo específico, que el uso mezclado de ambas vacunas redujo ampliamente la hospitalización de los mayores.


Finalmente el avance de la tecnología, con todo su esplendor, siglo XXI,  aun, no puede aportar una vacuna universal contra el COVID-19. Obliga a seguir avanzando, dar seguimiento a los resultados de las primeras vacunas aplicadas, donde participan distintas universidades del mundo, se iría acercando a la obtención de ese medicamento. Por eso los estudios que se están realizando son muy atinados, pueden generar confianza en una humanidad escéptica con respeto a la inmunización sobre una epidemia, que le repite al que le da, inyectar el mismo virus, no parecía ser una solución.


Los resultados que se observan a partir de las primeras vacunas aplicadas, generan confianza en una población temerosa de recibirla, esto puede ser una motivación para abrirse a recibir  las inoculaciones, para,  alejar definitivamente el COVID-19.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.