El software obliga a retrasar la nueva calificación de la F-1

|



EL MATERO, LAS MATAS DE FARFAN.- CET.- El nuevo sistema de calificación en la Fórmula 1 deberá esperar. Hay acuerdo, los equipos han decidido el cambio con una sesión por eliminación, pero ese nuevo formato no podrá estar listo para el inicio del Mundial debido a problemas de software. Y aquí, el problema no se soluciona con reiniciar.


Fue el martes cuando los jefes de equipo acordaron en Ginebra esa innovación, con una eliminación de los monoplazas más lentos en la Q1, Q2 y Q3 hasta que los dos más rápidos se jueguen la pole en un cara a cara. Respaldado por unanimidad a propuesta del Grupo de Estrategia, será sometido a la aprobación del Consejo Mundial del Motor el 4 de marzo en París. Pero ha sido Bernie Ecclestone quien ha revelado que ese sistema no entrará en funcionamiento hasta el GP de España en Montmeló (del 13 al 15 de mayo) debido a un problema en la lectura del nuevo software de sincronización de tiempos de la FOM. "La nueva calificación no va a estar a tiempo. Tenía que implantarse a principios de año, pero no vamos a ser capaces de conseguir todo el software a tiempo. De modo que los cambios en la calificación serán probablemente en España. En Australia será la vieja clasificación. Hay que definir todo el software y no es sencillo", afirma el jefe de la F-1.


Y es que el cronometraje corresponde a la FOM y no a la FIA, y ese reparto de cometidos en la máxima categoría del automovilismo juega en contra de la celeridad a la hora de que ese sistema de calificación entre en vigor. Por otra parte, Ecclestone es partidario de un cambio aún más notable en el formato de lucha por la pole. Defiende una especie de parrilla invertida para añadir emoción. “Necesitamos carreras más competitivas. Me gustaría mantener la calificación como es, pero con cambios. El piloto que sea más rápido aún tendría su número de poles registradas para la estadística, pero entonces podría comenzar la carrera, por ejemplo, en décimo puesto, basado en su pole y en su posición en el campeonato. Quien sea tercero podría empezar séptimo u octavo… Esto es mejor que las parrillas totalmente invertidas. Este método haría que la carrera fuera competitiva entre pilotos de velocidad similar, porque no sería fácil adelantar”, señala Bernie.


Según el sistema que pretende incorporarse en el Mundial 2016, la Q1 durará 16 minutos, pero a partir del séptimo quedará eliminado el coche más lento y cada 90 segundos se irán descartando los últimos hasta quedar 15 pilotos. La Q2 será de 15 minutos y las eliminaciones comenzarán a partir del sexto. Y desde ese momento, cada minuto y medio irá quedando eliminado un coche para definir los ocho que intervendrán en la Q3, de 14 minutos. En esta última, a los cinco minutos empezarán las eliminaciones cada 90 segundos hasta que queden dos pilotos, que se jugarán la pole en un duelo directo en el último minuto y medio de la sesión.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.