Obama expulsa 35 diplomáticos rusos por ataques cibernéticos a elecciones de EE UU.

|

EL MATERO, LAS MATAS DE FARFAN.-- El Gobierno de Estados Unidos ordenó este jueves la expulsión de 35 diplomáticos rusos por los ataques cibernéticos que atribuye a ese país durante las pasadas elecciones presidenciales estadounidenses, y decretó la imposición de sanciones económicas contra Rusia.


A los expulsados, entre los que hay un cónsul en San Francisco (California), se les dio un plazo de 72 horas para abandonar el país, y también se ordenó el cierre de dos complejos en Maryland y Nueva York.


El presidente Barack Obama, además firmó una orden ejecutiva con la que sancionó a once individuos, organismos y empresas vinculadas con los ataques informáticos contra el pasado proceso electoral estadounidense.


EE.UU. sancionó en primer lugar al Departamento Central de Inteligencia ruso (servicio militar de inteligencia, GRU por su acrónimo en ruso) y al Servicio Federal de Seguridad (servicio de seguridad nacional, FSB).


Entre las seis personas sancionadas con la congelación de sus bienes están Vladimir Stepanovich Alexseyev, Sergei Gizunov, Igor Kostyukov e Igor Korobov, que ocupan cargos directivos en el servicio de espionaje militar ruso.


Asimismo, Aleksei Alekseyevich Belan (con pasaporte lituano) y Evgeniy Mikhaylovich Bogachev, dos individuos a los que no vincula directamente con los organismos de inteligencia pero que Washington acusa de apropiación indebida de fondos y de datos personales a través de ataques informáticos.


Adicionalmente, EE.UU. impuso sanciones contra tres empresas rusas dedicadas a seguridad cibernética a las que acusa de proveer las herramientas al GRU y al FSB para los ataques.


Las agencias de inteligencia de EE.UU. desvelaron este jueves que dos grupos de piratas informáticos asociados al

Gobierno ruso atacaron a partidos, centros de pensamiento y universidades estadounidenses mediante el robo de contraseñas y la suplantación de identidad en perfiles en línea.


El Buró Federal de Investigaciones (FBI) y el Departamento de Seguridad Nacional publicaron hoy un informe de 13 páginas en el que detallan de manera técnica las herramientas y la infraestructura usada por la inteligencia rusa para atacar a diferentes organismos de Estados Unidos durante las elecciones presidenciales de ese país.


El informe busca respaldar las represalias anunciadas hoy por el Gobierno de EE.UU. contra Rusia en forma de sanciones económicas contra organismos de espionaje, individuos y empresas de seguridad informática, además de la expulsión de 35 diplomáticos por sus supuestos ataques cibernéticos durante la campaña a la Casa Blanca.


En el documento, las agencias estadounidenses aseguran que dos grupos relacionados con los servicios de inteligencia rusos atacaron a "un partido político".


Según EE.UU., el primer grupo de piratas informáticos, conocido como "la amenaza avanzada y persistente 29", atacó a diferentes instituciones estadounidenses durante el verano de 2015 y el segundo grupúsculo, bautizado como "la amenaza avanzada y persistente 28", llevó a cabo su ofensiva durante la primavera de 2016.


Entre las técnicas usadas por los piratas informáticos destaca la suplantación de identidades en perfiles en línea de manera que los agresores conseguían que la víctima confiara en ellos y les revelara datos e información confidencial, al mismo tiempo que mantenían oculto el origen del ataque.


Además, los piratas informáticos consiguieron robar contraseñas, hacerse con el control de los ordenadores de las víctimas de manera remota e instalar programas malignos (malware) en sus computadoras.


Las principales agencias estadounidenses de inteligencia han coincidido en las últimas semanas en que Moscú estuvo detrás de los ataques informáticos contra el Partido Demócrata y la campaña de la candidata presidencial Hillary Clinton

con el objetivo de ayudar a la elección del republicano Donald Trump.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.