​Un pueblo sin cabeza.

|



Cuando ocurren cosa como la que están pasando en un municipio como Las Matad de Farfán. Se piensa que los pueblos han quedado sin representantes. Los municipios que no son cabeza de provincia tienen este problema. La organización estructural del Estado, atribuye a la provincia la dirección de los municipios. Las voces de los representantes de los partidos y de las instituciones no se escuchan. Da la impresión de que estos los municipios no tienen ninguna representación, por eso los problemas tardan en resolverse, cuando se resuelven es un milagro de Dios o fue el Club de Leones o Los Rotarios.


En que plano quedan los partidos, especialmente el partido que está en el gobierno. Las decisiones más importantes que se toman en el municipio ocurren a nivel político. Este nivel de decisión ha quedado en manos de personas sin identidad con el municipio. Cuando alguien le corresponde la oportunidad de decidir en un municipio debe entregarlo todo por ese municipio. Las oportunidades no son todos los días, eso es difícil. Las sociedades ven mayor beneficio beneficiando a cualquiera y no el que tiene capacidad de entrega y sacrificio.


Los que se entregan sin pedir a cambio, encuentran poco apoyo en los municipios. Ahora bien lo dijo la poetisa Salome Ureña en su poema patriótico. El Ave y el Nido,

Porque te asustas ave sencilla,

Porque tus ojos fijas en mí,

Yo no pretendo pobre avecilla,

Llevar tu nido lejos de aquí.

Los hombres ven luz en la oscuridad y oscuridad donde hay luz. Les creen al que lo engaña, con mentiras y sueños y no el que le aborda con la verdad.


Lo que pasa es que hay una mala imagen de todo lo que tiene un manejo político. Donde quiera que se da un servicio, se quieren privilegios. La gente se ha acostumbrado a querer resolver sus problemas, una vez resuelto estos ya no le importan las dificultades colectivas. Esta es la tarea que hay que retomar. Resolviendo los problemas colectivos contribuimos más al avance de un pueblo que resolviendo los propios.


Hay que volver a la colectividad, educar en todas partes desde los medios de comunicación y desde la escuela, a pensar en el bien común y no individualista, dejar fuera esos egoísmo y querer llevarse un Estado que es de todos para una sola casa. El Estado dominicano es de todos los dominicanos, no es de un grupo solamente.


La convivencia en sociedad demanda de que sus gentes sean compromisarios, del crecimiento y el progreso, pues finalmente irán en beneficio de todos. La sociedad mientras tanto debe estar organizada, sin bandera política. Su propósito fundamental debe ser para la defensa y desarrollo de sus gentes. Tomando en cuenta el ser humano, el desarrollo humano, las perspectivas humanas.


Los seres humanos debemos sentir el dolor y el sufrimiento humano. Un problema que hoy preocupa a un ser humano, sea judicial, económico o de salud, mañana puede ser a cualquiera, los problemas son del ser humano. Por lo tanto un problema humano de cualquier índole es de todos.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.