Museo Caamañista, aporte a la historia y a la cultura .

|

Hace poco el Municipio de San Juan de la Maguana vivió y palpó un evento muy significativo. Se inauguró una SALA DE MUSEO para elevar y resaltar la figura histórica del héroe de abril del año 1965 y prócer de la República Dominicana, el Coronel Francisco Alberto Caamaño Deñó.


A este evento se dieron cita combatientes que acompañaron al Coronel en aquellos momentos en que hubo de enfrentar, no solo la incomprensión de un grupo de dominicanos que no creía que era posible el regreso a la constitución de 1963 con su mentor el profesor Juan Bosch, elegido por voto mayoritario el 20 de diciembre de 1962 y derrocado por el golpe de Estado del 25 de septiembre de 1963. Tanto así, que ese grupo prefirió la presencia de las botas Norteamericanas en calidad de invasor, a volver a tener a Bosch como gobernante entendiendo como peligro su constitución y su amistad con el régimen Cubano.


Muchos excombatientes constitucionalistas dieron testimonio de los momentos vividos junto a Caamaño, Fernández Domínguez y los demás combatientes contra los de aquí y el intruso Norteamericano.

La SALA DE MUSEO, inaugurada por el Ayuntamiento Municipal es la ampliación de la Plaza construida en su honor por el Estado en el año 2009 y que tiene como propósito elevar la figura histórica del Coronel Caamaño y dar un voto de reconocimiento a su heroicidad.


En el evento inaugural una buena parte de la familia de Caamaño, los que viven aún en la Región y los que vinieron de distintas partes del país, pudieron observar el homenaje y dar su testimonio de convivencia para que sea conocido por la posteridad.


La SALA DE MUSEO es una obra arquitectónica construida en base a las reglas de la arquitectura moderna permitiendo espacio para que los visitantes puedan recrear en el tiempo la vida del prócer, sus familiares y los que le acompañaron tanto en su vida de familia, su vida militar, y , finalmente, los de la contienda de abril, en la lucha contra la grosera intervención de E.U, con apoyo de la O.E.A y, el desenlace final cuando en 1973 pierde la vida, asesinado por el régimen Balaguerista en cumplimiento de su ideal de recobrar el orden constitucional perdido por el golpe de Estado de 1963 y por la Intervención Militar Norteamericana de 1965.


Esta SALA DE MUSEO recoge frases pronunciadas por el Coronel en su accionar en defensa de la patria y rechazo al intervencionismo que ya son célebres como célebre es su autor.” No pudimos vencer pero tampoco ser vencidos”,,,”tuvieron que ceder también ante el espíritu revolucionario de nuestro pueblo”. “Porque me dió el pueblo el poder, al pueblo vengo a devolver lo que le pertenece”. Despertó el pueblo, porque despertó su conciencia”. “Hoy tenemos un régimen de derecho, el gobierno constitucional de la República, que me honro en presidir, será un régimen de justicia, de oportunidad para todos. Nuestros únicos enemigos serán LA CORRUPCION, LA MISERIA Y LA IGNORANCIA”.


Está también el JURAMENTO de septiembre 3 de 1965. “En nombre de los ideales de los Trinitarios y Restauradores que forjaron la República Dominicana. Inspirados en el sacrificio generoso de nuestros hermanos civiles y militares caídos en la lucha constitucionalista. Interpretando los sentimientos del pueblo dominicano. Juramos luchar por la retirada de las tropas extranjeras que se encuentran en el territorio de nuestro país. Juramos luchar por la vigencia de las libertades democráticas y derechos humanos, y no permitir intento alguno para restablecer la tiranía. Juramos luchar por la unión de todos los sectores patrióticos para hacer a nuestra nación plenamente libre, plenamente soberana, plenamente democrática.”


La vida completa del Coronel Caamaño está en esta Sala de Museo a la espera de que las Escuelas, los profesionales, los investigadores y pueblo en general coloquen en su agenda alguna visita para que observen lo que allí se ha colocado para conocimiento de la vida de este héroe y prócer nacional.


Me parece prudente recoger sus petenencias, traer su fusil y las más que puedan aparecer en su entorno familiar y militar, lo que se ha escrito sobre él para seguir enriqueciendo esta Sala que se agrega a la ya existente Sala de museo Orlando Martínez, la que debe crearse en honor a José María Cabral en el lugar donde estuvo su casa, y, tal vez, EL MUSEO DE SAN JUAN que tantas voces han clamado, desde hace mucho tiempo, por su construcción para que allí descanse y se preserve para su uso toda la historia de un pueblo como San Juan que tanto ha aportado a la historia del pueblo dominicano. Ojala y esto se pueda lograr en lo inmediato.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.