Buscan permisos para rastrear llamadas hechas al catedrático Juniol Ramírez el día de su desaparición.

|


Representantes del ministerio público en la provincia Santo Domingo están concentrados en múltiples tareas para esclarecer el asesinato del abogado y catedrático, Yuniol Ramirez Ferreras; y entre sus diligencias recientes figuran una solicitud de intercepción del teléfono personal que pertenecía al profesional del derecho y órdenes de allanamiento a sospechosos.


La fiscalía de Santo Domingo avanza en las pesquisas sobre el crimen de Ramírez, cuyo cuerpo fue encontrado en un arroyo de Manoguayabo, en Santo Domingo Oeste, el pasado jueves.


La fiscal de esa jurisdicción, Olga Diná Llaverías, y un equipo de fiscales de la sección de Homicidios continúa entrevistando a familiares de Ramírez Ferreras, allegados y personas de su entorno, como parte las indagatorias para atrapar a los responsables del crimen.


Cada caso de resultado de diligencias es depositado por el Ministerio Público en el juzgado de Atención Permanente de Santo Domingo, que celebra audiencia dentro de un furgón, ubicado en la avenida Charles de Gaulle.


Una fuente vinculada a la investigación dijo que se está trabajando arduamente en el proceso investigativo para recabar las pruebas y establecer responsabilidades en torno al crimen del catedrático universitario.


Sin embargo, esa fuente rehusó adelantar si había pistas de los posibles autores del horrendo crimen que ha causado consternación nacional.


El cadáver de Yuniol fue encontrado en un arroyo de Manoguayabo, con un disparo a la cabeza y dos bloques de concreto atados sobre el pecho.


Había desaparecido la tarde del día anterior, miércoles, cuando se encontraba en la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), cumpliendo sus compromisos docentes.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.