El golf, un deporte que aporta divisas a República Dominicana

|


EL MATERO.- El golf, como oferta turística, hace crecer la economía de los países que lo ofertan, debido al consumo que sus jugadores realizan dentro y fuera de los campos de juego. En República Dominicana se juegan unas 294,500 rondas al año, que solo por Green fue generan RD$830 millones y un ingreso al Estado de RD$150 millones por concepto del impuesto sobre transferencias de bienes industrializados y servicios (ITBIS), según la Federación Dominicana de Golf (Fedogolf).


El presidente de Target Consultores de Mercadeo, Teddy de Lara, asegura que la “industria” del golf crea un mercado que genera a la economía dominicana más de US$300 millones al año. “Tú puedes hablar de convenciones, congresos, gastronomía, sol y playa, pero el turismo de golf atrae a más de 200,000 turistas que juegan más de 250,000 rondas al año y todavía podemos crecer entre un 10% a un 15% cada año”, dice.


De Lara concidera que el sector público le da poca importancia a este deporte y que, aunque el Ministerio de Turismo lo apoya y hace campañas, el país necesita más apoyo para fines de promoción. “Para seguir teniendo un impacto de importancia con golf, la inversión debe ser por lo menos de cinco millones de dólares al año”.


Sostiene que un golfista puede generar más ingresos que un turista que venga por los atractivos de mar y sol, porque sus gastos individuales pueden equivaler al de diez turistas que visitan el país con los denominados paquetes “todo incluido”.


campos de golf republica dominicanaAdemás de los elementos en común que tienen los campos de la región, los de República Dominicana destacan por su cercanía, como ejemplo Punta Cana y Cap Cana que cuentan con campos trazados por renombrados diseñadores, como Jack Nicklaus.


Otro atractivo para los golfistas es la infraestructura hotelera y vial, al igual que los aeropuertos, que cubren toda el área donde se encuentran los complejos turísticos y campos de golf.


El vicepresidente ejecutivo de Fedogolf, Rafael Canario, sostiene que el crecimiento del golf en República dominicana “va por buen camino” y que el país realiza esfuerzos para posicionarse en la oferta turística internacional.


Estima que el golf mueve más de US$140 millones, y resalta que República Dominicana lo tiene todo para ser el centro de atracción de golf turístico más grande del Caribe. “Tenemos la ventaja de contar con campos de golf de alto nivel y calidad, hoteles de lujo y el buen servicio que brindan las personas”.


Una ronda de golf se estima entre los US$100 a US$125. Un jugador que viene con su familia se hospeda en un hotel, hace excursiones, prueba varios campos, y genera ingresos a cualquier entorno que vaya.


Canario explica que a través del golf llegan inversionistas al país y compran villas e inmuebles, debido a que los jugadores de este deporte tienen gran poder adquisitivo.


Sin embargo, el vicepresidente de Fedogolf afirma que esta entidad no recibe el apoyo que necesita para impulsar el golf en el país, por la opinión de que “los golfistas son ricos y no necesitan ayuda”.


“En vez de pensar que ayudar esta actividad deportiva trae riquezas, el único deporte que le ofrece al PIB mayor ingresos de lo que se puede aportar en cualquier deporte es el golf”, dice Canario, quien considera que hace falta crear conciencia de lo que representa ese deporte para el país.


Al igual que Canario, el escritor de golf y estratega estadounidense James J. Keegan, considera que para que República Dominicana pueda atraer más visitantes y avanzar en cuanto al turismo de golf, debe implementar una cultura con relación a este deporte, lo que permitiría que el país obtenga mayores ingresos para la industria turística.


El experto explica que los aspectos que el país debe considerar para atraer “turistas Premium” son la facilidad de las reservas en los hoteles y el incentivo a los turoperadores. “Algo que facilitaría el impulso del golf en el país, sería hacer que el Ministerio de Turismo se incorpore con los campos de golf y hacer que todos los campos de golf se vendan como un solo destino”.


Según Keegan, “el potencial que tiene el país en la industria es de US$800,000 si los campos se unen y se empieza a vender República Dominicana como un solo destino de golf y no cada uno por su lado”.


Keegan señala que la calidad de los campos 

dominicanos atrae a personas que saben valorar las mejores características de un campo y un público específico que le interesa jugar. Dentro de los campos atractivos que tiene el país están Diente de Perro, Punta Espada y Corales, los cuales lideran una lista corta de los mejores 20.



El director de negocios de GolfNow , Kelly Fulford, estima que República Dominicana puede expandir su turismo de golf al aprovechar la amplia base de datos y el alcance de mercado que posee. Afirma que de los 30 campos que posee el país ninguno está aprovechando esa oferta.


Mientras que el director regional y comercial para AMResorts, Luis Núñez, asegura que esta marca reconoce a República Dominicana como un extraordinario destino por sus “increíbles campos de golf”,y que por ello se ha constituido en uno de los complejos hoteleros más grandes por habitaciones, con 6,746, lo que genera siete mil empleos directos.

El gerente del Lakes Barceló Golf Course, José Gil, sostiene que el golfista que visita a Punta Cana viene enfocado en que va a jugar en diferentes campos.


El Barceló tiene alrededor de 25,000 rondas de golf al año y en esta temporada ha realizado 18,000.


Gil calcula que el golfista realiza un gasto promedio de US$400 y US$500 a la semana, solo en los campos de golf. Estos gastos se perciben con una tarifa preferencial al hospedarse en un complejo que incluya un campo. En el caso del Lakes Barceló Golf Course un cliente externo pagaría US$155 por ronda.


El gerente general de Romana Golf, Pablo Riestra, considera que “un golfista suele gastar entre US$150 y US$300 solo en jugar”.

golf republica dominicana

Los hoteles de la región Este atraen jugadores de golf de diferentes partes del mundo.


La Romana Golf acaba de abrir, pero tiene previsto realizar 20 green fee al año. Estos tusistas adquieren paquetes completos que incluyen campos de golf, hotel, comida, viajes y otras alternativas.


Un tema importante dentro de la industria del golf es la formación de jugadores, Riestra sostiene que una academia es fundamental y siempre hay jugadores que quieren mejorar su juego. “El referente de precio para clases van desde US$50 la hora, pero esto varía si es en grupo, lo ideal es tomar de 8 a 10 clases y se aprende un poco del tema”.


Punta Espada

El director del Punta Espada, Efrén García, entiende que el potencial del país es muy grande, debido a tres campos importantes en el Este: Punta Espada, Diente de Perro y Corales. “Pocos destinos tienen tres campos de golf en una misma zona de estos niveles y eso es algo que hay que explotar con ayuda de los hoteleros, el Ministerio de Turismo y, haciendo un esfuerzo entre todos, debemos mostrar al mundo nuestro potencial”, dice.


Este año Punta Espada tiene programadas 16,000 rondas, mientras en los tres campos en conjunto se estiman unas 30,000. Los campos de golf también cuentan con profesionales para ofrecer clases a los amateur. La hora de enseñanza suele costar sobre los US$100 dólares.


“Está demostrado que el jugador de golf deja más divisas en el país que el turista habitual, al final el que juega en nuestro campo gasta US$395 y bebe y come allí”, dice García. Explica que la inversión en limpieza de un campo depende de su calidad. “Lo tenemos a nivel de campeonato con una inversión de US$1.4 millones al año”.


Secret Cap Cana

El gerente general de Secret Cap Cana, Lionel Gómez, considera que el mercado de golf es un nicho muy pequeño que debe saber venderse y manejarse, porque los touroperadores deben conocer el producto.


“El Secret Cap Cana es un producto de lujo que encaja con un jugador de golf, el hotel cuenta con 450 habitaciones para más o menos 1,000 clientes, aunque los golfistas son grupo de 100 habitaciones”, dice Gómez.


Este hotel tiene el campo de Punta Espada a cinco minutos. También se ubica a 10 minutos de los campos de Punta Cana y a 10 minutos del aeropuerto, logística que atrae a jugadores. Gómez señala que el golf trae muchas cosas relacionadas al lujo que incentiva a los hoteleros a crear eventos de de esa calidad.


Secret el costo de una habitación ronda los US$400 y US$800, debido a que lo atractivo para el golfista es la mejor habitación, la que tiene vista al mar, los buenos vinos, elementos que se pueden apreciar en varias cadenas hoteleras del país. El empresario considera que al tener los mejores campos de golf de la zona se podrá cumplir la meta de los 10 millones de turistas en el país. Lo que se convierte en una sinergia, pues al tener más eventos y actividades enlazadas al golf, el país sube de nivel, convirtiéndose en un destino de lujo.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.