Hacer el hielo

|

"Hacer el hielo" es la expresión que usa equivalente a ignorar a alguien o hacer como que ese alguien no existe, hacerle el hielo a una persona es desconocer sus virtudes y talentos, es una forma de humillarle o rechazarle simplemente por algún sentimiento de animadversión.


Muchas veces escuchamos decir a una persona.....fulano o fulana me cae mal, uffff no la soporto, la sola presencia de esa tipa me molesta, y una serie de expresiones peyorativas, la mayoría de las veces ese rechazo no está sustentado en asidero lógico o razón alguna que no sea un prejuicio infundado e injusto, en ocasiones una persona víctima de rechazo tiene que pagar con creces ese hielo porque esta compelida a convivir con quien le rechaza, cargando el peso del mal trato psicológico que implica esa actitud despectiva.


Lo más frustrante para la víctima de rechazo es estar sujeto a soportar esa forma vejatoria porque el maltrato viene de alguien a quien no le puede reclamar porque es su jefe en la empresa y tiene que caer en sumisión para poder mantener un puesto laborar, la cosa se agrava aún más cuando ese "jefe" percibe que la víctima vive una encrucijada económica en la que no tiene otra opción que tolerar la indiferencia, la humillación, y los vejámenes que se le quiera hacer. En una ocasión vi que alguien constantemente trataba mal a un subalterno en la empresa, no lo tomaba en cuenta para nada, no tenía conversaciones amenas y agradables con el cómo solía tener con los demás, no le prestaba atención, si el empleado le hablaba seguía viendo el monitor de la computadora, o escribiendo sin levantar la cabeza para mirarle a la cara, si el empleado le saludaba apenas respondía el saludo con voz poco audible, nunca lo llamaba por su nombre, no le daba la mano ni siquiera por reglas elementales de la cortesía o la buena educación, un día tuve la osadía de preguntarle....porque le tratas así.. me contesto.. "es que he escuchado cosas feas de él", "dicen que ese tipo no es fácil" y solo por lo que te han dicho o escuchado le tratas así... un juez justo no condena por sospecha, un juez justo no condena por rumores, un juez justo condena por evidencias irrefutables, acaso no es mejor tratarle bien y observarle minuciosamente para descubrir que tan verdades son esos rumores...un buen jefe no solo es jefe por las ordenes que da, también lo equitativo y lo justo que pueda ser sin cometer excesos. El pobre empelado solo lograba mantenerse en su trabajo por su excelente capacidad laborar y por la responsabilidad con la que hacia sus funciones, dejando así sin argumentos a su superior para despedirlo.


Cuantos hemos pasado la desagradable experiencia de ser victima de HIELO solo por prejuicios infundados e injusto. 

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.