​Jóvenes y motores

|

Lacera el alma y duele hasta el tuétano ver como muchachos muy jóvenes con edades que oscilan entre los 15 a los 25 años, en plena flor de la juventud, pierden sus vidas por andar conduciendo motores de forma temeraria, calibrando y a excesiva velocidad.


Hace cinco años retorne a mi pueblo y en ese tiempo relativamente corto he visto morir una alarmante cantidad de jóvenes producto de accidentes de motocicletas, y lo más lamentable es que esas muertes en vez de mermar van en aumento, de nada sirven las preocupaciones y los consejos de los padres, de nada ha servido el llamado a la reflexión por parte de los líderes religiosos, han sido infructuosos los mensajes de los comunicadores de mi pueblo pidiendo a los jóvenes preservar sus vidas y no llevar más luto al seno de sus hogares, la situación es verdaderamente preocupante, y uno se pregunta „„,QUE PASA CON LA JUVENTUD??? Porque ese poco apego a la vida, porque no les importa morir con tanta facilidad, a que se debe esa rebeldía, porque hacen caso omiso a los consejos, cual es la razón por la que no escuchan a sus padres y a quienes tratan de orientarlos e inducirlos por buenos caminos..... Un joven me dijo "los viejos si joden, lo que están es pasao', o acaso ellos también no fueron jóvenes y hacían travesuras y eran inquietos?? , a lo que le respondí: tienes razón la juventud siempre ha sido enérgica, inquieta, inventiva, y hasta un poco loca, y es normal y propio de su inmadurez, pero de ahí a atentar contra su propia vida lanzándose a una carretera en un motor acelerado a toda velocidad, eso no tiene lógica.


He meditado mucho sobre este comportamiento inadaptado de los jóvenes, he observado minuciosamente como actúan y como viven hoy día y me he llegado a la conclusión de que entre ellos existe una especie de código (no escrito) donde el que demuestra ser el más rebelde o desacatao', según su propio lenguaje, será entre el grupo el más aceptado y admirado por los demás, es por ello que usan expresiones vulgares, usan ropas estrafalarias, se ponen pantalones a medias nalgas, escuchan música a todo volumen y con letras ofensivas, manifiestan un comportamiento agresivo y desafiante para demostrar poderío y ganar respeto(según ellos), corren a toda velocidad y calibran motores, aunque están conscientes de el peligro que esto representa, lo hacen para demostrar que son "valientes y poderosos" ante la vista de sus compañeros y ganarse la admiración de los demás.


Yo les pregunto a los jóvenes En verdad vale la pena arriesgarse tanto, cuando al final tienen que pagar con creces y con su propia vida, no es muy alto el precio que tienen que pagar para ser aceptados en el grupo, no es mejor desistir de esa rebeldía y vivir una vida tranquila y alejado de esas acciones, porque es tan difícil que entiendan que en la vida real como en las películas los malos nunca tienen un final feliz ????


No quiero parecer un clérigo, un pastor, un evangelista o uno de sus padres dándoles consejos, pero les digo que la vida es irremplazable, que cuando la perdemos no tiene retorno, que bajar la velocidad no los humilla, que actuar correctamente no los convierte en cobardes, porque "LO CORTEZ NO QUITA LO VALIENTE"

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.