Amargo sabor a pueblo.

|




Es evidente que los pueblos lo definen sus gentes. En los últimos tiempos, cada residente actúa por cuenta propia al momento de realizar sus iniciativas emprendedoras, pero ese esfuerzo constituye una fuerza cuando se unen los esfuerzos individuales, es decir, todos. Los tiempos al estilo siglo XXI se han conceptualizados en una disgregación de la sociedad y se ha hecho más individual, los sectores unidos de acuerdo a sus objetivos comunes en todos los tiempos han de constituir un poder en la solución de problemas sociales, económicos y políticos de las ciudades. Aunque no lo parezca aún hay problemas que corresponde a la sociedad organizada resolverlos.



Un modelo de esto es la iglesia, clubes al estilo club Rotario y club de Leones se puede concluir que han jugado un papel fundamental poniéndole frente a todos los conflictos en municipios provincias y todo el territorio nacional. La educación con sus altas y bajas ha tenido un fuerte apoyo de la iglesia y no solo la católica, también las demás han incursionado con la apertura de colegios de buena calidad y han mediado en todos los problemas que se han enfrentado con la política en la educación dominicana



Los clubes han estado al frente de lo más mínimo que ocurre al pueblo los rotarios y los leones más bien parecen sindicatos, no existen estrategias que compensen los esfuerzos de estas organizaciones, no hay un incentivo de pueblo que le ayude a continuar trabajando, se mantienen a la fuerza con pocos miembros como si estuvieran a punto de desaparecer, estos clubes son los ojos de este municipio darse el lujo de perderlo significa una gran fracaso y verdadero atraso social.



Este municipio de Las Matas de Farfán es muy trabajador y estudioso, pero todos esos esfuerzos no constituyen una fuerza poderosa que contribuyan a un progreso más rápido por su evidente desorganización, las instituciones que existen son muy débiles hay apatía para integrarse en todos los sectores y las personas que quieren hacer algo los quieren desacreditar, por eso hay que seguir insistiendo en la educación.



La educación que necesitan los pueblos en el área de salud, urbanidad, sobre el ahorro, la importancia del deporte, desarrollo cultural, justicia justa, pago de impuestos, las instituciones correspondientes no cuentan con plan educativo, pero una ciudadanía consciente no espera que vengan los displicentes que no son conscientes de sus obligaciones, se lanzan en búsqueda de la satisfacción de sus necesidades por medio de la organización.



La organización en sí misma crea nuevos conceptos que contribuyen a mejores relaciones sociales en todos los sectores.


Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

1 Comentarios

1

no podemos concebir la vida social sin un sitema de instituciones.Ellas forman la trava en la que desenvuelven todas nuestras acciones y la orientan a caminos superiores, pero que resulta que en el pais la practica politica sin escruspulo han permeado las instituciones y las hechos debiles y vulnerables siempre en favor de quien pueda influir mas sobre sus acciones. No es menos que entre corructos se busca la forma de que los hechos a pesar de ser probados quedan impugne. eso incentiva mas la corrupcion y es evidente que esa paractica frena el desarrolo de los pueblos. al que no escapa las Matas de farfan

escrito por Lic. Junior Luciano 29/abr/18    10:18

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.