Estabilidad del dólar trajo alzas de tasas y baja de las reservas

|

EL MATERO,- SANTO DOMINGO. Tras unos primeros meses del año con un ritmo de depreciación cambiaria por encima del promedio, la subida de la cotización del dólar de pronto se detuvo en torno a los RD$49.42. Lo ocurrido a partir de esa estabilización del precio de la moneda estadounidense ha sido un alza de las tasas de interés y una bajada controlada de las reservas internacionales.


El nivel de los tipos de interés ponderados que cobran los bancos por los préstamos ha pasado de un 12.19 % en abril hasta 13.74 % anual en promedio hasta el 21 de mayo, de acuerdo con los datos oficiales. Y esa movida ha ocurrido sin que el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) intervenga a través de un aumento de la tasa de política monetaria, que se mantiene congelada en 5.25 % desde hace ocho meses y con la expectativa de algunos de que sea ajustada en la próxima reunión de la Junta Monetaria para tratar el tema, que será a finales de este mes.


“Las tasas suben por la dinámica del propio mercado, pero no me sorprendería para nada que este fin de mes la Junta Monetaria decida un incremento de la tasa de política monetaria”, dijo el economista Henri Hebrard.


Hace poco el Instituto Tecnológico de Santo Domingo (INTEC) señalaba que el BCRD solo contaba con dos vías para controlar el ritmo de depreciación cambiaria: o intervenía más en el mercado cambiario, con inyecciones puntuales con dólares de las reservas internacionales; o aumentaba la tasa de política monetaria, aunque significara una ralentización de la actividad económica.


“Los indicadores monetarios demuestran que ya no hay expansión monetaria y que se está tratando de restringir el circulante y obviamente eso tiene como consecuencia que está subiendo la tasa de interés”, dijo Hebrard al ser entrevistado por Diario Libre.


En lo que va de año la liquidez monetaria se ha contraído en 2.4 %, al pasar de RD$340,250.5 millones en diciembre del año pasado hasta RD$332,235.5 millones hasta el 18 de mayo pasado. Esto significa que la cantidad de dinero circulando en las calles se ha reducido en lo que va de año, lo que revela el fin del efecto de la rebaja del encaje legal que las autoridades financieras acordaron a mediados del año pasado.


Adicionalmente, el nivel de las reservas internacionales, que en febrero pasado registraron su nivel históricamente más alto (US$8,050 millones), han registrado una progresiva reducción, al haber retrocedido 2.8 % durante las primeras tres semanas de este mes. Desde los US$7,202.2 millones que se registraban al 30 de abril, los ahorros en dólares del país pasaron a US$6,997.6 millones al 18 de mayo, de acuerdo a los datos del Banco Central de la República Dominicana.

Para Hebrard, ambas situaciones revelan el impacto que está teniendo la subida de los precios del petróleo sobre la economía dominicana.


“Es totalmente normal pensar que, como primera consecuencia del incremento de los precios del petróleo, las tasas de interés puedan subir, además de que próximamente puede haber una subida por parte de la Reserva Federal de Estados Unidos”, dijo.


La subida de los precios se traduce en que el gobierno dominicano, además de aumentar los combustibles, debe destinar más dólares para pagar las necesidades de hidrocarburos, lo que aumenta la demanda de divisas y presiona al alza el precio de la moneda estadounidense.


República Dominicana es un país que depende de las importaciones petroleras, no solo para alimentar de combustibles al parque automotor del país, sino también para generar energía eléctrica. Según los datos que maneja el Banco Central de la República Dominicana, para el primer trimestre, la factura por este concepto había crecido 29.4 %, tras totalizar US$871.7 millones hasta marzo de este año 2018.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.