​Las amenazas y oportunidades de la lectura en las redes sociales.

|




Los tiempos contemporáneos, se caracterizan por la influencia del conocimiento en todo el movimiento humano. Esto no se consigue simplemente con una conexión virtual y un activismo de redes sociales. Esto lleva un esfuerzo continuo y sistemático, que solo se logra por medio de las instituciones educativas educación general y superior. Las cuales deben comprender el desafío que les provoca la existencia de estos medios.


Estas instituciones tienen una misión, que va más allá de la simple transmisión del contenido en el aula. Crear una cultura de lectura y capacitación fuera del salón de clases es lo ideal. Ahora en esta generación milenio hay mucha lectura y escritura a nivel de diálogos cortos y frases creadas que provocan acortamientos sin sentido afectando la escritura.


Ante esta situación llama a la atención a los que cuidan la Literatura, La Real Academia de la Lengua, La gramática de la Lengua. El libro es un instrumento de la cultura, por lo tanto, es un medio de cambio.  La literatura aborda contenido muy a tono con las necesidades culturales de la época, en función de esto el libro en las redes sociales puede contribuir a la creación de una cultura moderna de acuerdo a las necesidades, se pueden aprovechar estas (las redes sociales) para difundir los mejores textos de la literatura y de la ciencia.


La cultura es un elemento de transformaciones y revoluciones, el libro sería un factor imprescindible.  Una red social donde no se hable de libros de literatura de ciencia y otros géneros, estaría muy alejada del conocimiento, solo se limita a las informaciones de hechos y fenómenos de la realidad. Hay que abrir un espacio de socialización y reflexión sobre los actos sociales.


Es evidente que las tecnologías y las redes sociales crean un joven conectado. Hay quienes afirman que las tecnologías en lugar de provocar escribir y leer más, provoca niveles de oscurantismo y analfabetismo. Las redes sociales con respeto al conocimiento tienen bastantes desventajas o ventajas. Limitan el nivel de lectura del sujeto.  Las redes sociales acortan el tiempo del joven para tomar un libro de literatura de ciencia o de otro género. Desde que se toma el teléfono inteligente le acapara todos los momentos del humano, hasta las amistades reales del entorno se pierden y solo existen las virtuales. Se vive un mundo virtual, cerca de los que están lejos y lejos de los que se encuentran cerca.


Cuando el sujeto está frente a la lectura no puede concentrarse, suena el móvil. Si desea hacer una llamada personalizada no se realiza, desde que desbloquea el dispositivo, se olvida todo.Los sistemas educativos que exhiben una alta calidad educativa están preocupados por las bajas en sus estudiantes. En los Estados Unidos han aumentado las enfermedades mentales, de conductas depresión y soledad en la juventud.


El acto comunicativo de información se ha propagado en las redes sociales, una vez la noticia se sube a una página Web es distribuida en todas las redes sociales. Los avances de historias de videos largos se publican el Facebook, ante que lleguen a las pantallas del cine y la televisión. La sociedad está conectada, la generación migrante de las tecnologías quiere ser parte activa en este intercambio informativo, que avanza rápidamente.


No se puede apreciar la cantidad de información que dispone la juventud si es producto de la lectura o simplemente es la actividad escolar. Que asegura el hecho de un estudiante que organice muchísimas informaciones en una página Web, un blog  o un vídeo de you tube por ejemplo, donde sugiere muchísimas lecturas de distintos tipos. Si lo hace como producto de un conocimiento significativo o porque está cumpliendo una tarea escolar, simplemente por un jobby para descubrir los distintos campos tecnológicos o por ganar dinero.


Se usan las plataformas virtuales para recomendar libros como el instagran, los llamados booktagrammer con una visualización atrae miles de seguidores, quienes a su vez recomiendan a otros. Es más común porque no dan la cara, se mantienen en el secreto.


Las redes virtuales presentan una visión distinta de leer y comentar lo aprendido. La lectura puede generar otras comunidades de socialización de los conceptos e historias leídas, de amor, economía, política, sociedad, deportes, costumbres y el arte. La experiencia en esta red social puede ser emigrada a otras redes.


En lugar de convertirnos en críticos de las redes sociales, nuestro compromiso es usar la misma para impulsar buenos hábitos de lectura, en niños, jóvenes y adultos. La educación debe aprovechar esta herramienta para construir conocimiento dentro y fuera del aula escolar. Hay tantas alternativas que ser analfabeto hoy es un puro descuido. Las tecnologías son ricas en oportunidades, en pantalla y fuera de ella.


En conclusión, no se puede afirmar si las redes han incrementado la lectura o la han disminuido, ni si han contribuido al analfabetismo o lo han disminuido. Hay que provocar el comentario y la discusión sobre temas sociales, culturales, políticos, históricos, que solo se hacen posible por medio de la lectura.




Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.