Anthony y Paola demuestran que las limitaciones no existen al bailar

|

Dgts 12307154 20190928182126

EL MATERO.- Cuando Paola Fever, una experimentada bailarina que ha representado la cultura, el ritmo y la identidad criolla en diversos escenarios dentro y fuera del país comenzó a impartir clases de teatro y danza a niños con condiciones especiales a través del sistema Teatro Orquestal, nunca se imaginó que sería ella la que aprendería de ellos.


Anthony Brea Jiménez, es uno de esos jóvenes, él padece Síndrome de Down, y se ha convertido en su pareja de baile desde hace 6 años.


Juntos han asumido el reto de presentar un baile inclusivo en el escenario de Dominicana’s Got Talent, y con este acto demostrar que las limitaciones sólo existen en las mentes de quienes les dan cabida.



“Me llevo la sorpresa de que voy como instructora a enseñar y la que sale aprendiendo de todo esto he sido yo. He aprendido a amar más el arte desde un punto de vista diferente. Saber que todos podemos integrarnos, que no hay limitantes, que solamente están e nuestras mentes y la verdad que me voy con el corazón enorme de este proyecto de conocer a Anthony y de ver la manera que nos hemos integrado”, señaló Paola ante la mirada de cómplice de su compañero de baile.

Él no necesita muchas palabras para expresarse, sus gestos y esa sonrisa eterna delatan su alegría. “Contento” y “valiente”, son dos de las palabras que exteriorizó Anthony para decir como se siente.

Ella confiesa que de ganar quisiera estimular a otros a realizar sus sueños.


“Ha sido una experiencia increíble”, señala ella sobre su paso por el programa, mismo en el que lograron los cuatro sí y la ovación del auditorio que se rindió ante la frescura de Anthony y la química entre ambos.


“Apoyen a sus hijos, sin importar el sueño, existen proyectos para ayudar a personas con la misma situación de Anthony”, concluyó la bailarina.




DATO:

El síndrome de Down (SD) es un trastorno genético causado por la presencia de una copia extra del cromosoma 21 (o una parte del mismo), en vez de los dos habituales, por ello se denomina también trisomía del par 21.

Se caracteriza por la presencia de un grado variable de discapacidad cognitiva y unos rasgos físicos peculiares que le dan un aspecto reconocible.


Debe su nombre a John Langdon Down que fue el primero en describir esta alteración genética en 1866, aunque nunca llegó a descubrir las causas que la producían.


En julio de 1958 un joven investigador llamado Jérôme Lejeune descubrió que el síndrome es una alteración en el mencionado par de cromosomas.


Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.