​Fumigar y rociar las calles no contribuyen a frenar el COVID-19.

|



3207927



La República Dominicana entre elecciones y pandemia, desde febrero venimos arrastrando una crisis electoral, encima de esto encontrarnos con la pandemia COVID-19 en un momento difícil.  Vivimos un clima inseguro de un sistema electoral cuestionado.  En cambio el partido oficialista cree que le ha convenido la pandemia para ellos buscar los votos y posesionar su candidato presidencial.


El Estado a quien le corresponde dar respuestas a las situaciones catastróficas que se presenten en su país, aquí es todo lo contrario, las autoridades han actuado, aprovechan y manipulan la población a favor de sus candidatos, para mantenerse en el poder más allá del 2020. Han usado todo tipo de artimañas y también engaños como es el caso de las tales desinfecciones que se han inventado que constituyen una falsa protección. La Organización Mundial de la Salud OMS y otros organismos internacionales han sido enfáticos al afirmar que fumigar y rociar las calles no contribuye a la detención del COVID-19.


En tal circunstancia, los oficialista han adoptado esta práctica, todos los días una fumigación, cuando no es uno es el otro. Señores a este pueblo no lo cabe más engaños las falsas desinfecciones no van a aportarle nada a nadie. No me parece justo ese trato para un pueblo que no tiene la culpa de sus miserias.


En función de eso busquen otras formas de llegar al votante, hay que convencerlo, ya parece que en este momento no continuará la política clientelista y vergonzosa, compra de votos para conseguir el apoyo popular.


La pandemia es un momento preciso para expresar solidaridad, pero un apoyo desinteresado no un trueque o intercambio comercial. Aprender de las circunstancias, ahora lo más importante es la salud y la vida. Es una pena que las ayudas que reciban los pobres de este país, sean utilizadas a  título personal, para posesionarse en cargos, seamos serios es momento de colocar cada cosa en su lugar. Los organismos correspondientes deben tomar medidas. 

             

En adición a eso quiero significar, que, detrás de la vida de cada persona que compone la boleta electoral hay una hoja de vida de servicio y profesional, eso es lo que cuenta ahora. De otra manera es inequitativo e injusto y a la vez una ofensa al votante.


Si las cosas fueran así los candidatos del gobierno son los únicos con derecho. Nadie puede quitarle el derecho a cualquier ciudadano de elegir y ser elegido, tampoco al pueblo de votar libremente por sus representantes.


El problema sanitario requiere un confinamiento y una medidas higiénicas, esto obliga a nuevas formas de hacer la campaña electoral, las reuniones, las caravanas, los mítines no serán posibles, en consecuencia hay nuevos protocolos para las actividades políticas, sobre un candidato, una campaña más mediática que como tradicionalmente se hacía.

Finalmente el COVID-19 nos deja nuevas formas de realizar el trabajo, la educación, la cotidianidad de la vida y la política. 

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.