​Clientelismo igual a desigualdad sigue ganando espacio en el siglo XXI.

|


3213289




En países con baja calidad educativa arrastrada a través del tiempo ocurren fenómenos contribuyentes a su parálisis en todos los órdenes, especialmente en el régimen de la democracia. La mejor impresión de las sociedades avanzada está en el buen funcionamiento del sistema de libertades públicas y el resguardo de sus derechos ciudadanos. En cambio en países como el nuestro la pobreza se utiliza para mantener dominada la nación, pisoteando la democracia.


Esta condición en la sociedad dominicana viene después de una vida en dictadura y transición a una democracia que no logra su consolidación. En función de eso en lugar de avanzar hacia una sociedad más equitativa, contribuimos al crecimiento de factores que propician el fortaleciendo de las desigualdades y el deterioro de la calidad de vida.


A ese respecto se puede concluir, que se constituye una cultura en toda la sociedad el usar la pobreza y las necesidades humanas para dominar la mayoría, por lo que elementos como el fraude, la compra de voluntades, la corrupción se han hecho actos normales en la vida institucional. Contrario a sociedades donde reina el respeto, que, actitudes como estas son castigadas severamente.


En una situación así a pesar de que vivimos los embates de la dictadura y pos dictadura, parece que se ha alcanzado muy poco en aspectos de la democracia y nos falta mucho luchar para salir de un estancamiento que nos roba años y nos mantiene estancado en el sufrimiento.


Ahora en tiempos de Coronavirus o COVID-19, donde la virtualidad ha ganado espacio, es la mejor plataforma para ahondar y manipular las personas confundiéndolas con insultos en su propia cara burlando su ignorancia. Se han valido de las bocinas del gobierno en las redes y medios masivos de comunicación para potenciar personas por medio de una política clientelista.


En un sistema social de una democracia entre comillas, solo la clase media es libre y está en condiciones de decidir y desmentir una propaganda mediatica alienante e irrespetuosa de la dignidad humana montada por un gobierno desacreditado. En función del uso de los recursos que corresponden al pueblo, se lo devuelven como si fuera un regalo de sus almas llenas de bondad. Qué bueno es nadar en rio revuelto. Encontrar un pueblo que no se da cuenta como por medio de su pobreza otros se lucran y reciben grandes riquezas sin trabajar.


En tal virtud las ayudas que reciben por la crisis sanitaria, es un protocolo del mundo entero, evidentemente no han recibido alimentación de calidad y no han llegado las a todos los necesitados, se puede afirmar que los más necesitados no se han beneficiados. Pero en el mundo de los ciegos el que tiene un solo ojo es el rey. Acaso el pueblo en las calles a pesar de la amenaza del virus COVID-19 no es un indicador de sus calamidades.


Volviendo a nuestro tema la política clientelista ha llegado a tal profundad que a todos los niveles se escuchan comentarios si aspira a cargo político sabes que tienes que contar con por lo menos 100 millones. Una logística para una campaña es costosa, la propaganda, pasajes, combustible, viáticos, brindis entre otros y encima de eso resolver problemas personales y pagarles el voto. Se puede decir que la misma ignorancia lleva al pobre a negarse como clase y a preferir a ricos, corruptos o narcotraficantes para que los representen, solo porque le dan regalos.


En conclusión para eliminar la pobreza se necesitan otros tipos de aliados, el pobre siempre estará en su propia contra. Evidentemente a los que gobiernan les conviene el crecimiento de las desigualdades para ellos seguir sacando cuantiosas ganancias y vivir en la opulencia, el lujo y el poder, mientras el pueblo se hunden sus necesidades.


Hacen falta hombre como lo dijo Don Pedro Mir en Hay un país en el mundo, que cambien el destino de la patria amada, se luche por una sociedad más equitativa y se devuelva al ciudadano la libertad de elegir sus autoridades sin presión por perder un puesto o se les cierren puertas por su simpatías políticas.


Construir un sistema social político y económico donde las propuestas y el deseo de servir sean dominantes.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.