​El asalto al Capitolio en los Estados Unidos es un fenómeno político social.

|

Lucila





El mundo ve a Donald Tromp como un hombre impositivo, o dicho de otra forma, un dictador, que pretende retener el poder por la fuerza. No se detiene analizar la situación social, política, económica y hasta metropolitana, que está permeando en esta gran nación, a raíz de acontecimientos diversos de los últimos tiempos, muy especialmente, la tecnología, producción de armas mortales y la pandemia de COVID-19.


El presidente Tromp aparentaba en el inicio que, su gestión sería catastrófica, más sin embargo, al final de la jornada resultó ser favorable en muchos aspectos para algunas naciones y su propio país, especialmente el manejo de la política exterior, acepto Cuba quien no vio un rayito de luz en este período, posterior a Obama su visita histórica, había abierto una brecha, para el cambio de las relaciones con este gran país antillano y china, esta última, promotora de la derrota de Donald Tromp.


El presidente estadounidense había llegado al poder de forma cuestionada atribuida a unos jakers rusos, aunque el sistema electoral norteamericano no es por mayoría absoluta, sinó representativa y esto podría no ser bien comprendido aun, pero enfocando su ejecutoria con su manejo personalista y chabacano, aun con decisiones aparentemente equivocadas, consolidaron y ampliaron el poder del presidente Tromp, logró penetrar sectores que jamás imaginaba, muchas personas que siempre defendieron los demócratas hoy simpatizan con los republicanos, son muy pocas las diferencias entre ambos partidos.


Las elecciones fueron un fenómeno, se esperaba la victoria electoral de Donal Tromp , en este país los períodos gubernamentales por tradición se dividían en dos período un partido y dos períodos otro. Por primera vez en los últimos tiempos un partido solo dura un solo período. Esto demostró ser una falacia argumentativa, el coronavirus lo cambió todo, pero se abrigaba la esperanza de que así sucediera.


Desde que China dejó pasar el virus a Estados Unidos, los estudiosos de los acontecimientos de la humanidad, lo ubicamos en una conspiración para abortar el gobierno de Tromp y estábamos muy claro de la derrota. A él le era muy difícil admitir la importación de otro país de medidas de control de una enfermedad a un país pionero de todo. En consecuencia el virus atacó la población norteamericana, llegó a la casa blanca y le obligó a usar mascarilla.


Esto también le llevó a iniciar una guerra con la OMS, hasta el extremo de renunciar y negarse apoyar las iniciativas de la organización para bloquear el maldito virus. Que es lo que pasa, son instintos de supervivencia de la metrópolis ante la amenaza de China, quien ha aumentado su liderazgo en la región, sus riquezas y el desarrollo tecnológico.


Los acontecimientos del capitolio indican que el país se ha ido debilitando el sistema democrático, hay una fuerte división entre los dos grupos políticos; Demócratas y Republicanos. Esto se debe al manejo del poder político y económico, el cuál, requiere un cambio, una mejor distribución del poder político y económico, en favor de la gran mayoría del pueblo.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.