Merkel pide a China a hablar sobre sus disensos en derechos humanos

|

3b6c78431743903ebba01f3b59cdc57f




DIARIO EL MATERO, Berlín, 28 abr (EFE).- La canciller alemana, Angela Merkel, destacó este miércoles ante el primer ministro chino, Li Keqiang, sus diferencias en materia de derechos humanos y le pidió diálogo bilateral en profundidad, también para "los temas difíciles".


Merkel hizo estas declaraciones en una breve declaración ante los medios antes de su reunión virtual con Li, dentro de la jornada de consultas gubernamentales acordada entre Berlín y Pekín, en la que también participan, en distintos formatos, empresarios y ministros de los dos países.


"Aquí tenemos diferencias de opinión, especialmente cuando por pensamos en la situación de Hong Kong", señaló Merkel.

La canciller deseó que China y Alemania puedan "a la mayor brevedad" recuperar su mesa de diálogo sobre derecho humanos. "No basta con que nosotros dos hablemos de estos temas, sino que debería volver de nuevo sobre la mesa con los ministros de Justicia", agregó.


"Creo que sólo se pueden resolver conflictos cuando se mantiene el diálogo", señaló ante Li, que en su comparecencia ante los medios había reconocido minutos antes las "posiciones diferentes" que mantienen China y Alemania en algunos asuntos.


El primer ministro chino, sin embargo, advirtió en la traducción al alemán de su alocución sobre los límites del diálogo para Pekín, con el objetivo de "lograr condiciones favorables para un diálogo sin obstáculos y para la cooperación".

Esto se puede dar "en tanto en cuanto ambos lados respeten los intereses esenciales de la otra parte y los asuntos importantes", indicó Li.


2e758ba49a9b6378511fc2fde802a516


Además, es preciso que las dos partes se comuniquen "sobre la base del igual trato y de la no injerencia mutua en asuntos internos" y que la relación persiga "aumentar la confianza, eliminar la desconfianza, reducir diferencias y centrarse en la cooperación".


Pese a la estrecha relación entre ambos países, sobre todo en el ámbito económico, las tensiones han aumentado recientemente entre ambas capitales por las diferencias en materia de derechos humanos.


Los dos escollos principales son la represión en Hong Kong de la oposición democrática y la situación en Xinjiang, donde algunos informes estiman que hasta un millón de miembros de la minoría étnica uigur están encerrados en campos de reeducación. La canciller no mencionó ante Li este segundo punto.


Merkel, y el presidente chino, Xi Jinping, mantuvieron a principios de abril una conversación telefónica en la que expresaron su intención de seguir profundizando sus relaciones bilaterales pese a estas tensiones.


La Unión Europea (UE) sancionó el 22 de marzo a cuatro funcionarios y a una entidad china por las violaciones de los derechos humanos en Xinjiang.


Estas sanciones, que siguieron a una decisión similar de Estados Unidos, son las primeras de la UE a China desde la masacre de la plaza de Tiananmen en 1989.


Pekín respondió a su vez sancionando a diez europeos, la mitad de ellos eurodiputados, y cuatro entidades, a la vez que convocó al embajador de la UE en China, Nicolas Chapuis, para presentar una queja formal ante Bruselas.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793