Venezuela saca de circulación la mitad de su dinero en efectivo

|

EL MATERO, LAS MATAS DE FARFAN.--- El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha tomado la decisión más inesperada de las que se podían anticipar a principios de semana, cuando anunció medidas económicas para frenar el imparable ascenso del valor del dólar estadounidense en el mercado negro.


Amparado en el decreto de emergencia económica, el jefe de Estado ha ordenado que salga de circulación el billete de 100 bolívares, el de mayor valor, y que representa, según cifras del Banco Central de Venezuela, el 48% del dinero en efectivo que circula en la economía local.


El Gobierno ha explicado que los billetes de 100 bolívares, con los que apenas se puede comprar un caramelo, han sido sacados del país "por mafias especuladoras". Un golpe financiero, ha denunciado el régimen.


"En Cúcuta y Maicao [poblaciones colombianas fronterizas con Venezuela] funciona un centro permanente de ataque al sistema bancario. Hay almacenes enteros de billetes de 100 [bolívares] en Cartagena y Bucaramanga", afirmó el gobernante en su programa de televisión En contacto con Maduro. Acusó además a una empresa relacionada con el Departamento del Tesoro de EE UU de estar detrás de esa operación.


En el último mes, la moneda local se devaluó un 59% y generó una crisis sin precedentes, al liquidar la posibilidad de pagar con dinero en efectivo en los comercios y provocar un aumento de precios que acabó con el poder de compra de la moneda local. Aunque los académicos aún no hablan de hiperinflación, lo que ocurre en Venezuela es un incremento casi a diario de los precios.


El dólar se ha convertido en el bien más preciado entre los venezolanos, que están dispuestos a pagar cualquier precio con tal de protegerse de las subidas. El Fondo Monetario Internacional ha pronosticado una inflación del 720% para este año.


Aunque el Gobierno no lo explicó, varios analistas consideran que la medida busca influir en la forma en que se calcula el valor del dólar en Venezuela. Un sitio en Internet llamado Dólar Today calcula con cuantos bolívares se puede comprar un peso en Colombia y luego, con esos pesos, calcula cuántos dólares se pueden adquirir.


Ese indicador es el que se ha convertido en el marcador para establecer los costos de reposición de los comercios en Venezuela.


Luego de la publicación de la resolución en la Gaceta Oficial, los venezolanos tendrán 72 horas para depositar esos billetes en las taquillas de la banca pública. Pasado ese tiempo, deberán acudir a la sede del Banco Central de Venezuela para cambiarlos.


Mientras tanto, el billete de mayor denominación será el de 50 bolívares, toda una complicación adicional a las gestiones de la vida diaria en un país al borde del colapso. Ese billete de máxima denominación equivale a poco más de un céntimo de euro al tipo de cambio paralelo.


El Ministerio del Interior y la policía política coordinarán el complejo operativo que supondrán las largas filas de personas intentando cambiar su dinero.


El billete de 100 bolívares era el más utilizado en las transacciones, y en los últimos días había desaparecido. En la frontera y en aquellos poblados poco acostumbrados a manejarse con transacciones electrónicas se vendía por un precio más alto de su valor.


Esto solo ha sido posible porque el régimen venezolano se empeña en mantener un control de cambios, vigente desde hace casi 14 años, y ha creado subsidios de bienes esenciales.


La caída de los precios del petróleo ha impedido que ese subsidio llegue a toda la población como en el pasado.


Se espera que el próximo 15 de diciembre entre en circulación de forma progresiva el nuevo cono monetario (el conjunto de monedas y billetes de curso legal) anunciado el jueves por el Banco Central de Venezuela.


El de menor valor será el de 500 bolívares y el de mayor valor de 20.000. Este último billete equivale a unos cinco dólares de acuerdo con la cotización de la moneda local en el mercado negro.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.