Corde vendió mina a cementera en menos del 1% de su valor real

|

EL MATERO, SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La mina de puzolana “El Puerto”, localizada en Puerto Plata, fue vendida por el Estado a la cementera Argos Dominicana por un monto equivalente a menos del 1% de su valor real, estimado en 100 millones de dólares.


El dato consta en un oficio de la Dirección General de Minería (DGM) enviado al ministro de Energía y Minas, Antonio Isa Conde, el 19 de junio de 2015, ratificando su decisión de no tramitar ante este organismo el contrato de transferencia de la concesión -firmado en enero de 2013-, por considerarlo “defectuoso”.

En la misiva, la Dirección General de Minería detalla sus objeciones al contrato por medio del cual CORDE transfirió su concesión para la explotación del yacimiento de “tobas puzolánicas” a la compañía de origen colombiano, accionista en el país de Cementos Colón.


Entre los “defectos” atribuidos a la controvertida transacción, la DGM cita que el precio de venta de la concesión fue “muy por debajo de su valor real, con un pago de apenas US$98,000, en lugar del valor real de las reservas” de la mina.


La entidad reguladora hace referencia a una tasación realizada a la propiedad “y conocida por el Consejo Directivo de CORDE”, que determinó que el valor real de la mina “era de doscientos mil dólares (US$200,000)”.


No obstante, en el siguiente párrafo, señala que “esta Dirección General de Minería considera que basado en un estimado de 5 millones de toneladas de reservas minerales de puzolana de alta calidad, contenidas en la concesión El Puerto, al precio de US$20/tonelada puesta en la mina, el valor de esa concesión es de US$100 millones en toda la vida” de la reserva.


Aduce que el valor de la puzolana “puesta en el molino de cemento equivalente a US$70 por tonelada que vale el Clinker, por lo que su valor en la mina no podría ser menor” de US$20 la tonelada.


En torno a la documentación recibida de CORDE, Medina apunta que el precio de venta de la concesión acordado entre

las partes (US$98,000) fue establecido “en función de la oferta hecha por el comprador, en lugar de hacerlo basado en el valor de las reservas (…) tal y como se acostumbra fijar los precios de venta de las minas con reservas conocidas”, como es el caso.


En una misiva anterior, dirigida en octubre de 2013 al director general de CORDE, Leoncio Almánzar, Medina comunicó sus objeciones al precio acordado con Argos Dominicana, al tiempo que solicitaba la revisión del caso, a los fines de establecer un precio de venta “que se corresponda con la realidad del mercado para este tipo de transacción”.


Asimismo, le observó a este funcionario que en el expediente correspondiente al traspaso de la concesión “no se anexó la autorización del Poder Ejecutivo” requerida para esta operación.


Las objeciones al contrato de la DGM recibieron en febrero de 2015 el respaldo del Ministerio de Energía y Minas, corroborando este organismo la existencia de “incumplimientos de forma y de fondo” en la transferencia de marras.


Debido a la suspensión del cumplimiento del contrato, la cementera Argos no ha podido explotar su la mina que adquirió, y en octubre del 2016 la empresa elevó ante el Tribunal Superior Administrativo una demanda de responsabilidad patrimonial en contra de CORDE y del Estado dominicano, que aún permanece pendiente de fallo.



Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.