Las pruebas nacionales y calidad educativa.

|



En búsqueda de ver resultados concretos, el Estado dominicano ejecuta acciones que le permitan evaluar el trabajo que viene haciendo en Educación. Estando claro de la importancia de la educación para el progreso de los pueblos. En función de esto se adoptó el sistema de pruebas nacionales como un método de evaluación y control de la calidad educativa en el país.


Estas en su primer momento pudieron haber causado algún impacto en los docentes estudiantes, padres, tutores y comunidad educativa. Se hacía consciencia que esta prueba no evalúa un año escolar sino un ciclo completo.


Por lo que su aplicación requería un trabajo adicional que le permita al estudiante involucrarse con los contenidos en cada área del currículo, las mismas contienen lo que el egresado debe saber al momento de concluir el grado. Si la conclusión del año escolar termina sin profundizar en estos contenidos fundamentales, el desempeño en la prueba será muy pobre o bajo.


La evaluación de un periodo completo de docencia implica que los estudiantes deben haberse apropiado lo suficiente del contenido para poder responder satisfactoriamente a la prueba. Pero en verdad la aprobación de la prueba depende de las acumulaciones de calificaciones del alumno durante el año escolar. En función de eso la prueba solo aporta un 30%, por lo que hay estudiantes que con quince y diez puntos que obtengan en la prueba pueden pasar.


En tal circunstancia esas pruebas no miden la calidad educativa porque si su éxito o fracaso está en manos de los profesores, que tienen la potestad de colocar un colchón de notas que le permite al estudiante ir en coche en la prueba, a eso se agrega, la responsabilidad de un jurado. Si el mejor alumno de una sección en un liceo, califica la prueba con quince puntos que calidad educativa es la de este alumno durante los cuatros años que duró en la escuela secundaria.


Aun así con todas estas facilidades hay estudiantes que tienen cinco y siete años que terminaron la educación secundaria y no han podido graduarse porque no han aprobado las pruebas nacionales. En este sentido se ve un control de la calidad, pero no se ve real, se ve como un problema a resolver.


De que vale aplicar una prueba nacional que ya no causa ningún efecto y es una manera tradicional de la evaluación que no mide las competencias reales del siglo pasado. Ahora con la cumplimentación del enfoque por competencias se impone un cambio en la evaluación. Por lo que las pruebas nacionales que requieren una tremenda inversión tendrá que enfocarse e implementar otra fórmula que puede ser más menos costosa para el  



La autora es docente de la UASD, San Juan.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.