Cómo crear un USB booteable para instalar Windows, Linux y otros SO

|

EL MATERO, LAS MATAS DE FARFAN.-- Una de las opciones más utilizadas actualmente para formatear un equipo, dada la decadencia de los CDs y DVDs, es la de crear un USB booteable, o lo que es lo mismo, crear un USB para instalar Windows, Linux o cualquier sistema operativo que se distribuya mediante imagen de archivos.


1: Si quieres Windows 10, usa su herramienta

Windows 10 PC

Si lo que quieres es crear un USB booteable para instalar Windows 10 en tu PC o en otro equipo, simplemente tendrás que descargarte la herramienta de Microsoft para la instalación del nuevo sistema operativo. Recuerda guardar todo lo que haya dentro del USB en otra ubicación, porque perderás todos los datos durante el proceso.


Tras descargar la herramienta con el enlace anterior es recomendable ejecutar el programa como administrador (Clic derecho -> Ejecutar como administrador, en lugar de hacer doble clic), tras lo que se nos mostrarán dos opciones. La segunda de ellas es la que nos interesa, que indica "crea un medio de instalación para otro PC".


Conecta la memoria USB que quieres utilizar en cualquier puerto disponible, y en el siguiente paso podrás escoger qué versión de Windows 10 quieres. Si no te aclaras, la versión de 32 Bits es para equipo con menos de 4 GB de memoria RAM, y la de 64 Bits para los que tienen 4 GB de RAM o más.


A continuación verás la posibilidad de seleccionar "unidad flash USB", y podrás escoger entre una lista de dispositivos cuál es el que quieres usar para instalar Windows 10 en un USB posteriormente. Si tuvieses algún problema porque no te reconoce tu USB, vuelve al paso anterior y en su lugar escoge archivo ISO.


Si te ha reconocido el USB simplemente espera a que todo el proceso finalice, y si no, cuando tengas descargado el archivo ISO de Windows 10 continúa leyendo en el siguiente apartado.



2: Para otros sistemas operativos, usa Rufus

Rufus USB


Rufus es una herramienta que nos permitirá crear USB de arranque fácilmente, es decir, gracias a Rufus crearemos todo lo necesario para permitir que nuestro PC en lugar de iniciar desde el disco duro con el sistema que tiene instalado, lo haga desde el software que hayamos escogido insertar en nuestra memoria portátil.


Solo tendremos que descargar la aplicación desde su página web oficial, siendo posible escoger entre la versión para instalar o la versión portable que no requiere de este proceso. Nada más abrir Rufus nos preguntará acerca de las actualizaciones en línea, y si le damos permiso para buscarlas por su cuenta.

Aunque no hayas introducido el USB en un puerto disponible de tu PC antes de iniciar la aplicación, si lo haces una vez abierta automáticamente la reconocerá y estará disponible para su uso. En caso de que no sea así deberías probar con otro de los puertos USB, directamente intentarlo con otra memoria USB o incluso, instalar el sistema operativo en una tarjeta de memoria.


Configuración de Rufus


Cuando lo tengas todo listo tendrás que seleccionar cuál es tu memoria USB en la lista de dispositivos que vemos en la parte superior de Rufus. Asegúrate de que esta es la unidad que deseas utilizar para crear un USB de arranque en Linux u otros Sistemas Operativos, ya que si tuvieses otro conectado y lo seleccionases por error perderías todos sus datos.


A parte de la selección del dispositivo, a no ser que sepas lo que estás haciendo y quieras personalizar el resto de opciones, debería pasar directamente al campo de texto donde indica "Etiqueta nueva". Aquí puedes especificar un nombre para el USB, que será mostrado cuando lo conectes a otro equipo para facilitar su reconocimiento.


En las opciones de formateo, mantén las casillas tal y como puedes ver en la imagen, es decir, la primera tiene que estar desmarcada y las otras tres opciones activas. Solo te queda seleccionar la ubicación del archivo que contiene al sistema operativo que quieres utilizar para la creación de tu disco de arranque.


Para ello, en la tercera opción, donde indica "crear disco de arranque con", haz clic directamente sobre el recuadro de la derecha con un disco y una unidad lectora. Aquí tendrás que escoger el archivo de imagen ISO u otro formato admitido, el cual deberías haberte descargado previamente, como por ejemplo el que nos facilita la herramienta de Windows 10 que vimos antes.


Cuando finalice el proceso ya tendrás lista tu memoria USB de arranque en Linux o el SO que hayas elegido, también conocido como USB booteable, que podrás utilizarlo para reparar otros equipo o realizar un formateo sin necesidad de CDs.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.