Eugenio María de Hostos, educación y formación docente I.

|



El Matero, Las Matas de Farfán.-El Isfodosu es la universidad que forma los maestros. Sus inicios con la escuela normal, impulsada en República Dominicana por el ilustre maestro Eugenio María de Hostos, puertorriqueño, político y educador quien hizo un liderazgo parecido a Simón Bolívar recorriendo Las Antillas. Encontrando acogida en esta patria de Juan Pablo Duarte, donde también tuvo su piedra de tropiezo, pero no fue suficiente para impedir el desarrollo de sus ideas.


Pudo lograr fundar la escuela normal, aquí tuvo la oportunidad de practicar su pedagogía moral y su deseo de libertad. Para los dominicanos maestros de las generaciones cercanas, el ilustre maestro no era de origen puertorriqueño era dominicano. En los tiempos modernos en el siglo XXI las ideas de Eugenio María de Hostos, son comparadas a las de un clásico de la antigüedad constituyéndose y fundamentándose en una joya.


La obra de Eugenio María de Hostos era tan basta y completa, que el profesor Bosch le bautizó en Hostos el sembrador como un sembrador. Para Bosch este fue un humanista, político y maestro. Por la magnitud de sus aportes a la educación y a la política en las Antillas, su humanismo se centraba en un principio importante la libertad, de la que carecían nuestro pueblos, aun después de ser libertados, sufrieron las más crueles dictaduras. La educación para Eugenio María de Hostos era básico para que los pueblos alcanzaran su libertad plena y moral.


Su magisterio se enfoca en cuatro principios básicos: Humanismo, empirismo, racionalidad y naturalidad. En función de esto se consideraba que la base para el desarrollo de los hombres es la libertad, la educación tiene el deber de elevar al individuo al desarrollo de sus facultades intelectuales y descubrir sus talentos. Entendía que había que trabajar la personalidad del hombre para que la libertad sea completa.


Hostos tenía una filosofía de la educación fundamentada en la moral y sus ideas sobre la libertad han sido las más sensata de todos los tiempos, hoy las instituciones que promueven la educación dominicana no pueden dejar de lado las ideas humanistas de Eugenio María de Hostos, este promueve el trabajo de la personalidad del individuo para que este sea realmente libre.


Hoy las redes sociales han permitido que los sufrimientos y secretos más íntimos del hombre salgan a la luz, como es el caso de un hombre en Santiago que planea su desaparición y la de su pareja, asimismo una profesional en San Juan, dejando unas ingenuas argumentaciones, que dejan claro que hay problemas de personalidad que impiden que ciudadanos puedan ser libres de ellos mismos.


Según Sigmund Freud influyen en el individuo una cantidad de situaciones en su vida, desde su adolescencia hasta su madurez, que necesitan ser tratado especialmente por medio del psicoanálisis, no con terapias médicas, pero Eugenio María de Hostos, mucho antes que este Psicólogo, mirándose a sí mismo percibía ese trabajo a la personalidad del sujeto.



Eugenio María de Hostos es uno de los más grandes humanistas de la humanidad, trabajó su ideal pedagógico poniendo de manifiesto la experiencia en su propia vida, observando la naturaleza en lo más profundo incluyéndose él como la naturaleza misma. El principio de libertad era importante, su personalidad no colegía con el colonialismo, constituía ésta para él la primera forma del hombre para no ser pleno, siendo su moral filosófica, una norma política y social.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.