La generación Z tampoco es peor que las anteriores (aunque los adultos no lo crean)

|


Z



DIARIO EL MATERO.-Mucha gente está convencida de que los jóvenes de ahora son perezosos, irresponsables o unos gamberros. Otros creen que serán la generación destrozada por los teléfonos móviles, o piensan que están en peligro por motivos de todo tipo: por su falta de valores, por salir demasiado, por no jugar en la calle y hasta por no leer. Son temores antiguos y comprensibles —porque los padres han evolucionado para preocuparse—, pero la realidad de los jóvenes es muy diferente y menos catastrofista.



La generación Z es una generación cauta


Los jóvenes de entre 8 y 22 años son más cautos, estudiosos y responsables que los mileniales y fuman, beben y se drogan menos que los de los noventa.


- En dos décadas se ha reducido a la mitad el consumo de cocaína, éxtasis, alucinógenos y anfetaminas, según datos del Plan Nacional sobre Drogas.


- El abandono escolar se ha reducido (del 31% al 18% actual) y hay más universitarios (el 40% está en la universidad entre los 20 y los 24 años, mientras que en 2005 eran el 28%).


Entonces, ¿por qué existe tanta disonancia entre la aparente realidad de los datos y los miedos que percibimos?

- Son más felices. Sin más. Los adolescentes que están muy satisfechos con su vida han pasado de ser un 28% a ser un 44% desde 2002.


También es natural que tengamos miedo a lo nuevo. Para los padres es inevitable mirar atrás y pensar: “Si yo me crié de cierta forma y todo acabó saliendo bien, ¿cómo no voy a preocuparme si mis hijos hacen las cosas de otra manera?”. A nadie le gustan los experimentos con sus hijos. Da igual que sepamos que los experimentos son constantes: en los setenta probamos a poner a los niños delante de la tele, en los ochenta les dimos videojuegos y ahora estamos viendo qué pasa con los móviles.


A los adultos nos inquietan los jóvenes, cuando no nos irritan directamente, por una tercera razón que quizás sea la fundamental: que no puedes entenderlos. No comprendes que se pasen el día viendo TikTok, crees que les convendría acostarse antes y sabes con absoluta certeza que no deberían sufrir por un novio o una novia que tiene 16 años. Pero es ingenuo pensar que puedes juzgar nada de eso pasados los cuarenta. En una pelea generacional, los viejos tenemos la ventaja de haber sido adolescentes antes, pero no nos engañemos: ¡de eso hace décadas!


Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.