Bordalás, en la lanzadera

|

16223630w





DIARIO EL MATERO, Getafe (Madrid), 9 feb (EFE).- A pocos se le escapan por Getafe que será complicado retener a su entrenador la próxima temporada. José Bordalás, con contrato hasta 2022, está en la lanzadera de salida preparado para afrontar un reto de mayores dimensiones que las que exige el conjunto azulón.


A nadie se le escapa que el éxito del Getafe de los últimos años se debe en gran parte a su entrenador. Bordalás ha moldeado un equipo de autor con un sistema muy exigente en el que cada jugador es exprimido hasta el límite.


El esfuerzo es innegociable y el técnico alicantino, durante cuatro temporadas, ha conseguido convencer a todos los jugadores que han pasado por el Getafe para convertirse en una especie de obreros del fútbol que no sólo se bregan hasta la extenuación. También juegan muy bien.


Su última exhibición ante el Valencia, con una victoria contundente (3-0) forjada en un duelo con dominio absoluto y aplastante desde el minuto uno al noventa, es la última demostración de que el Getafe de Bordalás va en serio a por la Liga de Campeones.


Tercero en la clasificación por segunda jornada consecutiva, en el club presidido por Ángel Torres sueñan con disputar la máxima competición continental que ya rozaron la temporada pasada, en la que pelearon por la Liga de Campeones hasta la última jornada.


Tal vez esa sea una de las opciones para que el Getafe consiga mantener a su entrenador una campaña más. Dirigir a su equipo en la 'Champions League' puede ser el último servicio de Bordalás a un club al que guarda un respeto infinito.


Pero será difícil. El verano pasado, antes de anunciar su renovación, ya estuvo a punto de salir del Getafe. Clubes como el Roma se interesaron por Bordalás, que finalmente firmó otro contrato después de ascender al cuadro madrileño, de colocarlo octavo en su regreso a Primera División y de conseguir una clasificación histórica con la quinta plaza del curso 2018/19.


Y es que la historia del Getafe ha dado un vuelco desde que Bordalás llegó al club. Los datos hablan por sí solos. Los dio Pedro Martín en su cuenta de Twitter: antes, el Getafe, en 99 partidos en Primera, sumó 23 victorias, 23 empates y 53 derrotas; ahora, tras 99 encuentros con Bordalás, ha logrado 42 triunfos, 30 empates y 27 derrotas.


Ángel Torres es consciente de que su entrenador podría marcharse, como ya lo hicieron otros como Bernd Schuster, que no pudieron decir "no" a ofertas como las del Real Madrid. Sin embargo, el presidente del Getafe, si llega un grande a buscar a su técnico, no se negará e incluso perdonará su cláusula de rescisión.


Sería la forma de agradecer a Bordalás todo el trabajo que ha hecho en cuatro años. Pero Ángel Torres también tiene mucha parte de culpa de todos estos éxitos. Apostó por un hombre que nunca había dirigido a un equipo en Primera División y que fue defenestrado por clubes como el Alavés, que dejó de contar con Bordalás cuando logró subirle de categoría.


De aquí al mes de junio comenzarán las especulaciones. Será una carrera de fondo hacia un final que parece inevitable. La unión Getafe-Bordalás parece que llegará a su fin.


Y, mientras, las respuestas del técnico cuando sea cuestionado por su futuro, serán siempre las mismas: "día a día, no miro al futuro y trabajo y más trabajo". Esa es la filosofía Bordalás, en la lanzadera de salida hacia un club más grande. Sólo él podrá despejar la incógnita. Quedan pocos meses para acabar con la incógnita.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.