Harden convertido en nuevo Anthony Davis de la NBA

|

C73878ad0a1182bc9df7b27b316dc99de8d9b0c0w





DIARIO ELMATERO, HOUSTON, EEUU.- La figura del escolta estrella James Harden, al que los seguidores de los Rockets de Houston lo tenían en lo más alto del pedestal y todavía le daban el margen de confianza de ser el líder capaz de conseguir un título de liga, se vino abajo este lunes con la confirmación que quiere ser traspasado.


Harden, de 31 años, ha rechazado nada menos que la oportunidad de una extensión de contrato que le convirtiese en el primer jugador en la historia de la NBA que lograse 51 millones de dólares en una temporada.


Por el contrario desea irse a los Nets de Brooklyn en busca de un título de liga junto con el alero Kevin Durant y el base Kyrie Irving.


Con los dos se ha encontrado Harden durante las últimas semanas en la Costa Oeste y desde allí le ha hecho saber a los Rockets que no quiere negociar ninguna extensión de contrato, lo que significa que su compromiso de querer acabar su carrera en Houston ya no entra en sus planes futuros.


Los Rockets, conocedores de sus intenciones de un posible traspaso, le propusieron que firmara la extensión máxima permitida de dos años y 103 millones de dólares, además de los tres restantes que aún le quedan de contrato por 133 millones de dólares.


La demanda de traspaso de Harden a los Rockets se da días después que el base estrella del equipo de Houston, Russell Westbrook, que fue fichado la pasada temporada, mediante traspaso con los Thunder de Oklahoma City, también ha hecho llegar a la directiva sus deseos de buscar una salida.


Hasta ahora, la determinación de Harden de llegar a Brooklyn no ha resultado en ningún progreso hacia ese fin, dado que el equipo tejano ahora estudia todas las mejores opciones que pueda tener sobre la mesa.


Se sabe que representantes de Houston y Brooklyn han estado en contacto, pero hasta ahora no han entablado una base de diálogo que permita iniciar un proceso de negociación seria.


Los Rockets, si tienen que dejar salir a Harden y Westbrook, que podría estar interesado en llegar a los Knicks de Nueva York, quieren conseguir jugadores que les permita no solo ser competitivos de inmediato sino también tener opción a seguir con la aspiración de luchar por un título.


De ahí, que como ambos jugadores están bajo contrato, los Rockets no tienen ninguna prisa en forzar su salida y por el contrario su estrategia será la de mantenerse al margen hasta que del mercado de jugadores les pueda llegar la mejor opción y para eso deben ser pacientes.


Debido a que Harden tiene contrato durante varios años, Houston tiene la capacidad de retrasar el proceso, desarrollar ofertas y usar ese tiempo para intentar cambiar la opinión de Harden.


Además, la preferencia de Houston se ha mantenido en resolver los problemas y que Harden siga con ellos a largo plazo, aunque ahora esa no es primera opción que tiene el jugador estrella.


Harden cree que su ventana para lograr títulos en Houston ha terminado, y construir un súper equipo con los Nets representa su mejor camino de cara a proclamarse campeón de la NBA antes que se retire.


El escolta estrella de los Rockets puede convertirse en agente libre en 2022 si opta por salirse del último año de su contrato, y dicen que Brooklyn representa una jugada de dos años para ganar un título antes de decidir los próximos pasos en su carrera.


La situación creada por Harden es la misma que la vivida con el pívot Anthony Davis cuando pidió a los Pelicans de Nueva Orleans ser traspasado a los Angeles Lakers en busca del título que consiguió esta misma temporada, su primera con ese equipo al ganar a los Heat de Miami en las Finales de la NBA.


Pero hasta que los Lakers pudieron darle todo lo que pedían los Pelicans, Davis tuvo que continuar con el equipo de Nueva Orleans y de inmediato pasó de ser el más admirado por los aficionados al más rechazado y abucheado en cada partido que jugó de local hasta que se cerró el traspaso.


Además, los Rockets estaban vendiendo a Harden con la idea de una extensión que ayudaría a completar su carrera en Houston, pero hasta ahora está rechazando esa idea.


Pero sobre todo, el equipo de Houston ha montado su organización de cara a la plantilla durante mucho tiempo para adaptarse a Harden, tanto dentro como fuera del campo.


Una estrategia que encabezó el ex gerente general Daryl Morey, que también ha dejado al equipo para ser nuevo presidente de operaciones de los Sixers de Filadelfia.


Morey, admirador número uno de Harden, hizo posible los fichajes del base Chris Paul y Westbrook para que le ayudasen a conseguir el gran objetivo del título de liga que ahora está más lejos que nunca en el futuro inmediato de los Rockets.EFE

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.