El debate en el que Ted Cruz y Donald Trump se quitaron los guantes

|


Los precandidatos Ted Cruz y Donald Trump dominaron el sexto debate republicano que se realizó la noche del jueves en Charleston, Carolina del Sur, y no precisamente por sus propuestas.



Entre ambos, consumieron 35 minutos de las más de dos horas que se llevó el evento presentado por la cadena de televisión por cable Fox Business Network.


Buena parte de ese tiempo, se fue en el primer choque frontal entre los punteros de la carrera por la nominación republicana.


Primer round


El primer round de la noche arrancó cuando el senador tejano Ted Cruz fue consultado sobre la ilegalidad de su candidatura por ser canadiense, una idea en la que Trump ha insistido en los últimos días.


Cruz, cansado de responder las preguntas sobre este tema, aseguró que la insistencia de su mayor contendor, es una medida desesperada tras su caída en las encuestas de Iowa, el estado donde empieza el proceso de primarias.


Para el senador, la legalidad de su candidatura está clara, más allá de las ideas de quienes aseguran que para ser presidente se debe ser hijo de ciudadanos estadounidenses.


"Si nos vamos con esa teoría, no solo yo no calificaría para la presidencia. Marco Rubio no calificaría (...) y un punto interesante: Donald Trump no calificaría, porque su madre nació en Escocia", prosiguió, lo que enmudeció al magnate.


Segundo round


Los "valores de Nueva York". Ese fue el móvil de la segunda pelea entre los rivales republicanos Cruz y Trump.Para Cruz, desde que el magnate inmobiliario se lanzó a candidato a mediados de 2015 se ha mostrado más conservador.


"Todo el mundo sabe que los valores de la ciudad de Nueva York son el de ser socialmente liberales, son proaborto, pro matrimonio gay, están enfocados en el dinero y en los medios de comunicación", dijo el senador al asegurar que Trump representa esos valores y no los de los votantes republicanos.


Ofendido, molesto, el millonario aseguró que la frase de su competidor le resultó "insultante" frente a una Nueva York que "luchó y luchó y luchó" para reconstruirse después del atentado terrorista a las torres gemelas del 11 de septiembre.


Esta pelea la ganó Trump, que recibió los aplausos de los presentes en la sala de Fox Business Network.También generó una ola de comentarios en redes sociales de personas que agradecieron la defensa que el magnate hizo de la ciudad.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.