22 años del asesinato del padre de Michael Jordan

|


El 23 de julio de 1993 una noticia impactante sacudió el medio deportivo. James Jordan, padre del ídolo del basquetbol, Michael Jordan había sido asesinado. Al principio se le dio como desaparecido y su cadáver fue descubierto el 3 de agosto del mismo año en un riachuelo de Carolina del Sur, por lo que de inmediato el FBI le dio seguimiento al caso.


Hubo muchas especulaciones alrededor de la muerte de James Jordan. Algunas versiones aseguran que se trató de una venganza por la fuerte adicción al juego del famoso ex basquetbolista y otras establecen que se trató de un intento de asalto y de despojarlo del lujoso vehículo en el que se transportaba: un Lexus de 40 mil dólares.


La muerte del padre de Michael Jordan tuvo muchas repercusiones. La mayor de ellas quizá,ocurrió el 6 de octubre de 1993, cuando de manera inesperada, quien fuera la máxima estrella del basquetbol a nivel mundial, anunció su retiro y mucho tuvo que ver que ya no disfrutaba jugar como antes.


Sin embargo,la principal causa por la que dejó las duelas fue precisamente el asesinato de su padre, pues perdió a quien era su gran inspiración y a quien le daba sentido a triunfar, por lo que la decisión estaba tomada. Pero Jordan siempre fue un tipo competitivo y de una o otra forma tenía que continuar en el deporte.


Y así fue,meses después Michael Jordan anunció, que como homenaje a su padre jugaría beisbol, pues siempre fue su deporte favorito y él le había prometido que cuando se retirara tomaría los bates y las manoplas.Su padre no lo vio jugar, pero tuvo un paso con más pena que gloria con los Birmingham Barons, sucursal en Ligas Menores de los Chicago White Sox.


Después de jugar beisbol de manera fallida,Jordan regresó a la NBA en la temporada 1994-1995, al parecer las heridas por la muerte de su padre cicatrizaron y pudo ganar más campeonatos. Otro detalle que pudo haber propiciado la decisión fue que los presuntos asesinos fueron encarcelados y al parecer todo estaba aclarado.


Sin embargo, en 2010,uno de los hombres encontrados como culpable, de nombre Daniel Andre Green, aseguró que los investigadores manejaron mal los informes de laboratorio, pues él no mató a James Jordan, sino que únicamente ayudó a esconder el cuerpo y afirmó que si en un momento dado se equivocó fue solo al tomar ciertas decisiones por lealtad a uno de sus amigos.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.