​Las primarias abiertas.

|



El contexto político actual se conmociona con la propuesta de un sistema de elecciones primarias abiertas. Hay partidos que tienen la experiencia de haber sometido a sus líderes a procesos abiertos de manera que una gran cantidad de individuos han sido parte en la toma de decisiones de su partido. Esto permite a algunas personas que no corresponden a una parcela política, ni comparten su base ideológica, a tomar parte en sus decisiones.


Lo que realmente da sentido a la participación política es que los miembros de los partidos sean los que decidan quienes van a ser sus representantes, aunque la popularidad de un candidato hacia adentro coincida con su simpatía afuera, es muy claro que los candidatos no ganan con solo los votos de los partidos que lo originan, luego de ser electos deben persuadir a un segmento de la población para que le apoyen con su voto.


El voto en elecciones abiertas quitaría la razón de existencia de los partidos, muy bien hoy el partido es importante, los aspirantes presentan candidaturas a través de una organización política, de la que supuestamente son miembros. En el proceso evolutivo de procesos en un tiempo no muy lejano las personas se representarán solas y sin partido, de manera independiente por su popularidad, por la simpatía de su comunidad y la esperanza puesta en él por una parte importante de la población.


El valor de una organización política no se puede sustituir así tan fácilmente, aunque hace un tiempo que los comandos de campaña y los equipos de campaña son los que han hecho el trabajo de los partidos políticos, debido a que el papel de los partidos se le ha entregado a los medios de comunicación y a los clubes de servicio.


Esta situación ha debilitado la oposición política, debido a que ese activismo político ha ido desapareciendo. En tal situación, los procesos y eventos que ocurren alrededor de la política, no es objeto de análisis en las organizaciones políticas, al no realizar ninguna denuncia ni reclamo, entonces pasa, como si no existieran. Hasta el mismo partido de gobierno le conviene que se continúen los análisis en torno a su gobierno, permitiendo el apoyo de sus propios colegas en la solución de problemas que no requieren gran inversión, pero el partido unido puede resolverlo y conseguir más popularidad.


Desde este punto de vista con el deterioro del sistema de partido, donde se han convertido en organizaciones inexistentes, ha desaparecido su razón de ser, de ahí el reclamo de que se apruebe una ley de partido, que no se entiende si esta enderezaría las organizaciones políticas en el país o las pondría en consonancia con los tiempos modernos. De lo contrario abierto o cerrado el proceso de elecciones primarias es lo mismo.


Dicho así por la desaparición del debate político en los partidos y estos haberse constituido en maquinaria solo electorales. No hay diferencia absoluta entre unos y otros, en función de esto los que ostentan los poder salen más beneficiados




Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.