​LAS SOCIEDADES CON VALORES SE CONSTRUYEN

|



Hoy nos sorprendemos y renegamos de una gran parte de la sociedad en que vivimos, la cual solo se distingue por su comportamiento degenerativo en todos los órdenes, traspasando ese estigma, a su descendencia, dado el hecho de que solo podemos dar lo que tenemos o recibimos.


Cuando un conglomerado se aparta de las normas y preceptos establecidos, a los fines de mantener incólume su preservación como ente civilizada; no puede esperarse otra cosa que no sea el deterioro progresivo de esa sociedad, y por vía de consecuencia, quebrantar todo vestigio de progreso integral sostenido, lo cuál afecta tanto a las presentes como a las futuras generaciones.


En este orden, y para desdicha del pueblo dominicano; los gobiernos que hemos tenido, nunca han asimilado el rol que realmente les corresponde en cuanto a ver como prioridad de primer orden, enfocar los recursos del Estado, -no solo material-, a los fines de CONSTRUIR una sociedad basada en valores éticos, morales y cristianos, lo cual sería el mejor activo para una nación cuál que fuere.


Hoy nos asombremos del monstruo que hemos creado –la sociedad-, por descuidar lo más preciado de nuestro mundo, LOS SERES HUMANOS.-


Constituye una verdad incontrovertible, el hecho de que, de la misma manera en que un padre es responsable de la formación integral de sus hijos, de esa misma manera, debe ser El Estado –llámese los gobiernos-, también ser responsables en gran medida, del accionar de la sociedad que representa, por y para la cual se establecen las leyes que obligan al ciudadano a mantener parámetros de conducta y principios que impidan la vulneración de los códigos establecidos al efecto. Pero al permitir los gobiernos, que las leyes se conviertan en LETRAS MUERTAS, y no interesarse en el accionar de la ciudadanía, tal tolerancia nos ha llevado a tener que soportar el ¨PANDEMONIUM¨, en que se ha convertido nuestra sociedad.-


 MIGUEL A. MONTERO LEBRON

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.