El secreto de la felicidad

|

EL MATERO,SANTO DOMINGO.-La Navidad nos brinda la sensación de felicidad, no hay dudas. Y es que en ninguna otra época del año las expresiones de alegría y euforia se manifiestan con tanta profusión como en estas festividades.


Esta suerte de clímax de las emociones positivas está asociada con el Cristianismo y la celebración del nacimiento de su figura emblemática, Jesús.También podemos citar la unidad familiar, las fiestas que tan solo persiguen el disfrute pleno, el placer y la estimulación de los sentidos, y las ofertas del comercio en complicidad con un incremento de los ingresos per cápita.


No existe un consenso con respecto a una única definición del concepto “felicidad”. A través de la historia se han planteado diversas propuestas.


Filósofos, psicólogos y antropólogos han sido los más prolíficos, planteando una infinidad de enfoques acerca de lo que alguien llamó “el secreto de la felicidad


”.Estas posiciones van desde la comunión con Dios después de la muerte, de acuerdo con el Cristianismo, hasta la afirmación del filósofo griego Epicuro en el sentido de que la felicidad consiste en el hedonismo o la satisfacción de los placeres, o la de Nietzsche, filósofo alemán, quien sentenció que las normas morales obran en contra de la felicidad del individuo.


En años recientes, varias organizaciones internacionales han realizado esfuerzos por medir el nivel de felicidad de todos los países alrededor del planeta. 


Precisamente, en el mes de marzo del presente año, la Red de Soluciones para un Desarrollo Sostenible, de la Organización para las Naciones Unidas (ONU), reveló que, de acuerdo con una encuesta que realizó, el país más feliz del mundo es Finlandia.Noruega alcanzó el envidiable segundo lugar, mientras que Dinamarca se alzó con la tercera posición.En América Latina, el referido estudio da cuenta de que el país más feliz es Costa Rica.


Nuestro país se apropió del lugar número 83, seguido por Venezuela y Haití.El estudio reveló también que Burundi, ubicado en Africa Oriental, es el país menos feliz, ocupando el lugar 156 de la lista.


En definitiva, ¿en qué consiste la felicidad? ¿Qué debemos hacer para llegar hacia esa meta común a toda la humanidad? Si fuésemos a construir una definición de la felicidad basándonos en aquellos conceptos a los que más suele apelarse para tratar de aprehender su esencia, podríamos decir que ser feliz es ser libre, estar en plena salud, tener una alta esperanza de vida, apoyo y reconocimiento social, contar con unos ingresos adecuados y habitar en un ambiente pacífico y equitativo.


Pero también hay variables subjetivas que influyen significativamente en el nivel de felicidad de las personas, tales como la percepción del propio bienestar, la adaptación a los cambios, la resiliencia o capacidad de superar las dificultades, una constante actitud positiva y la automotivación.


La felicidad también está sustentada en la autoestima, es decir el reconocimiento de la propia valía, la dignidad y la convicción de que se es importante.


Finalmente, ser feliz podría ser considerado como una decisión personal, apoyada en la aceptación de la propia realidad, de que hay situaciones que, irremediablemente no es posible cambiar (por ejemplo, el pasado) y edificar el futuro a partir de estas convicciones. 

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.