​Retos y desafíos de la Junta Central Electoral.

|

2837216



Frente a un escenario social y político lleno de desconfianza la Junta Central Electoral se avoca a la organización de unas elecciones conflictivas. Ahora tiene el sus manos el manejo de las decisiones populares de las masas. En este momento es un gran desafío frente a los vicios e influencias de los dueños del poder.


Las elecciones son inéditas en un contexto jamás visto, obedecen a una segunda convocatoria tras el fracaso de la primera que estuvo pautada para el 15 de febrero. El organismo que arbitra estos procesos está en obligación de dar resultados confiables y justos.


Una vez realizado y el pueblo se sienta en confianza tiene el desafío de organizar las elecciones de mayo. En la misma se elegirá el presidente de la república y el congreso. En verdad los representantes de la junta están ante un paredón. Vivimos en un país con una arraigada cultura de fraude y corrupción.


Los directivos de la Junta Central Electoral tienen en sus manos el sistema democrático dominicano. La institucionalidad y las esperanzas de un país que no está dispuesto a quedarse sentado ante las injusticias de sus gobernantes. En función de esto deben hilar muy fino.


El voto manual puede disminuir o aumentar la posibilidad de un fraude. De todas maneras es un voto combinado que igual es susceptible a ser saboteado. Las dudas que rodean las elecciones de febrero pueden afectar el proceso. Naturalmente hay una insistencia en que se cree un ambiente de confianza.


Si se repite la misma historia estaríamos frente a un peligroso juego de niños. El grito popular y el sonido de los sartenes es un acto de sensatez. La sagacidad de los organizadores ha de imponerse para evitar levantamientos peores.


Los hechos que se han de contar en el proceso venidero han de proyectar el respeto a las decisiones del pueblo. Las encuestas que se analizan disminuyen a ciertas figuras y aumentan a otras que no están en la intención del votante. Eso también es distorsión de la voluntad popular.


No hay forma de que los poderosos no afecten la voluntad del pueblo en la toma del poder político. Ya se ha demostrado que no podrán seguir mancillando al pueblo. Sea la Junta la que ponga la primera piedra.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.