Trump, Maduro y Bolsonaro a favor de medicamento con riesgo de muerte

|


Portada 447 1536x1108



DIARIO EL MATERO, SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Los presidentes de Estados Unidos, Donald Trump; Brasil, Jair Bolsonaro, y Venezuela, Nicolás Maduro, tienen en común la aplicación de políticas que en el campo del coronavirus también los une en torno a la hidroxicloroquina, o cloroquina, un antipalúdico que un estudio científico difundido hoy asocia a un mayor riesgo de muerte.


El estudio fue publicado en la revista científica The Lancet y fue fruto del seguimiento a 96 mil pacientes enfermos con la COVID-19 que ha desatado la pandemia que tiene en jaque al planeta.


El estudio demostró que las personas infectadas con el coronavirus y tratadas con esta medicina aprobada para casos de paludismo tuvieron un mayor riesgo de muerte en comparación con pacientes que no ingirieron esta medicina.


En el resumen se lee una afirmación tajante: «este estudio multinacional, observacional y del mundo real de pacientes con COVID-19 que requieren hospitalización encontró que el uso de un régimen que contiene hidroxicloroquina o cloroquina (con o sin un macrólido) no estaba asociado con evidencia de beneficio».


Por el contrario, remarca, este uso está «asociado con un aumento en el riesgo de arritmias ventriculares y un mayor riesgo de muerte hospitalaria con COVID-19. Estos hallazgos sugieren que estos regímenes farmacológicos no deben usarse fuera de los ensayos clínicos y se necesita confirmación urgente de ensayos clínicos aleatorios».


Sobre la afinidad por este mismo medicamento, los periodistas de la Agencia EFE en Brasil Antonio Torres del Cerro y Sabela Bello fechan este viernes un despacho en Brasilia/Caracas que destaca que Jair Bolsonaro y Nicolás Maduro, líderes de corrientes ideológicas opuestas y enemistados públicamente, comparten mucho más de lo que parece.


Además del gusto por contar con militares en sus respectivos gobiernos, ambos defienden un polémico fármaco contra el COVID-19: la cloroquina.


Junto a Donald Trump, que la ha tomado preventivamente las últimas semanas, los mandatarios de Brasil y Venezuela son de los pocos líderes mundiales en promover este medicamento, un antipalúdico que puede acarrear serios efectos secundarios y cuya efectividad contra el coronavirus no está comprobada.


El mandatario estadounidense, muy crítico con la gestión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), anunció este jueves que dejará de tomar la cloroquina en dos días, aunque no explicó si lo hará por prescripción facultativa o por decisión propia.


La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos ha autorizado el uso de cloroquina en pacientes con coronavirus, aunque solo bajo prescripción médica porque podría causar graves problemas cardiacos.

Para recibir nuestras noticias o hacer denuncias,escribanos al correo diarioelmatero@gmail.com o al Whatsapp 809 527 5793

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.