​ Warriors vencen a Cavs en Navidad.

|




OAKLAND – Rodeado por una manada de miembros de la prensa que pacientemente esperaban por el vigente Jugador Más Valioso de la liga,Stephen Curryhacía los últimos ajustes con un suéter se acababa de poner e instantáneamente dio una vuelta para recibir pedir la aprobación de su estilista.


De acuerdo al mundo de losGolden State Warriors, todo va de buena marcha, especialmente cuando Riley Curry está presente al lado de su padre y los campeones logran concretar sus metas.


Enfrentando a losCleveland Cavalierspor primera vez desde que los derrotaron en el Juego 5 de la final de la NBA el pasado 16 de junio que produjo el primer campeonato de la carrera de Curry y el primero en 30 años de la franquicia, el base Todo Estrella impidió el remonte de los Cavaliers, anotando un par de canastas en la recta final de la victoria 89-83 la tarde del viernes en el partido navideño que encabezó la jornada de los cinco juegos programados por la liga.


Aunque los 89 puntos establecieron una marca baja de esta temporada para un conjunto que inició el Día de Navidad liderando la liga con 115.5 puntos por partido, Golden State demostró suficiente firmeza en un duelo de toma y daca y con un ritmo lento que le presentaron los Cavaliers.


“Vamos a tener que pasar por estos (tipos de juegos) de vez en cuando. Si nuestra defensa se presenta, estamos en muy buena forma para ganar partidos”, indicó Curry, quien aportó 19 puntos, siete rebotes y siete asistencias.


“Mostramos nuestra versatilidad para tratar de ganar diferentes maneras”, continuó el fenómeno de los Warriors, cuya anotación de 30.8 puntos por partido encabeza toda la liga. “Nuestra ofensiva a veces fue agradable y entonces fallamos algunas buenas miradas que normalmente hacemos y todo eso, pero respondimos en el otro costado y lo hicimos posible”.

Si el crédito lo merece la defensa de los Warriors, que exhibió un gran desempeño defendiendo los tiradores de los visitantes, o la decepción que fue Cleveland, fallando 25 de 30 triples, de esa manera nunca iban conseguir un poco de alivio en una anticipada cita navideña contra el mismo rival que le arrebató una ventaja de 2-1 en la serie final.


“Creo que fue una carga pesada en nuestra mente. Creo que pusimos demasiada presión sobre nosotros mismos en querer salir y jugar bien. Simplemente no funcionó en nuestro beneficio”, aseveróJ.R. Smith, quien fue el único miembro de los Cavaliers que tuvo éxito detrás del arco, conectando 4 de 8 triples.


Golden State salió y buscó el buen arranque de juego que han estado acostumbrado a tener para desarrollar una foja de 28-1, la mejor de la liga, armando una ventaja de 28-19 a la conclusión del primer periodo, limitando a Cleveland a solamente 28 por ciento (7 de 25) en el porcentaje de anotación de campo y 2 de 11 detrás de la línea de tres puntos.

El resto del partido fue apretado.


Cuando Golden State anhelaba escaparse, Cleveland se le acercaba. Restando 3:54 el cuarto periodo, los Warriors aumentaron su ventaja a 81-71 tras una bandeja deDraymond Green, quien lideró el ataque de los campeones con 22 puntos, 15 rebotes y siete asistencias.


LeBron JamesyKevin Love, quienes tuvieron una pésima tarde acertando 1 de 10 de los triples que intentaron, desataron una racha de 6-0 para reducir el déficit a 81-77 faltando 2:14 en regulación.

En dos ocasiones Cleveland tuvo la oportunidad de acortar el déficit a dos y tres puntos, respectivamente, pero James encontró la forma de fallar tres de cuatro tiros libres durante ese tramo.

“Nos dimos una oportunidad. Cuando jugamos así, defensivamente, va

os ser un equipo muy difícil de batir. Ofensivamente, simplemente no lo tuvimos. Nadie tenía. Simplemente tratamos de seguir dándonos una oportunidad,” dijo James, quien encabezó el esfuerzo de los Cavaliers con 25 puntos a pesar de haber marcado 10 de 26 tiros.


“Yo mismo no fui muy bueno ofensivamente. Ineficiente. Eso sólo escurría por todos los demás y perdimos una gran oportunidad. Pero al mismo tiempo, a la defensiva, hemos mejorado esta noche por seguro”.

Cleveland gastó otro chance de ponerse a tres puntos de los Warriors cuando Smith recibía la oportunidad de encestar tres tiros libres tras una falta rendida a Livingston restando 8.2 segundos.Smith falló el primer tiro pero hizo los próximos dos antes que Green hiciera un par de tiros libres para aguar la Navidad de los Cavalier.


A pesar de toda la fanfarria creada por este choque entre dos conjuntos que podrían repetir como rivales en la próxima final, tras la conclusión de los 48 minutos, para los chicos de Golden State, esto todavía era un juego de 82.

“Obviamente cuando sales allí afuera, como había dicho el otro día, estás jugando contra los Cleveland Cavaliers.


 Nos quieren vencer. Queremos ganarles”, señaló Green, quien obtuvo una marca personal de 14 rebotes ofensivos.

“Sabíamos que iba haber una intensidad de postemporada y te adaptas, pero nosotros no cambiamos nada en respecto a abordarlo de cualquier forma diferente. Lo tomamos como un partido de temporada regular y estoy seguro que ellos se sintieron de la misma manera”, continuó. 


“Son dos equipos de nivel de campeonato y cuando hablas de conjuntos de nivel de campeonato, ellos comprenden lo que es un partido de la temporada regular y nosotros entendemos lo que es un partido de la temporada regular. Ahora, cuando agregas los rivales, algunas cosas tienden a cambiar un poco, quizás la intensidad cambia. Pero estoy seguro que ellos no abordaron este partido de una manera diferente como lo hacen con cualquier otro partido y para nosotros es lo mismo”.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.