Rusia y Turquía apartan a EE UU del futuro de Siria

|

EL MATERO, LAS MATAS DE FARFAN.-- Vladimir Putin, el presidente ruso, se ha convertido en el hombre fuerte en Siria. Él decide, junto con sus aliados iraníes y el régimen de Al Asad, cómo, cuándo y dónde se marcan los tiempos hacia la paz. El primer paso lo dio ayer al llegar a un acuerdo con Turquía para un alto el fuego en todo el país, que comenzó esta madrugada. Si funciona, se podrá dar paso a una tregua definitiva después de casi seis años de sangrienta guerra civil.


El cese de hostilidades fue anunciado por el ministro de Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, en rueda de prensa en Ankara. «Estamos muy cerca de un alto el fuego permanente y una solución política en Siria», apuntó el político.



De acuerdo con este plan, el cese de hostilidades en Siria ha entrado en efecto la pasada medianoche, aunque quedan fuera del acuerdo los grupos terroristas: «Las organizaciones terroristas se excluirán de las negociaciones. Además, el PYD, ramificación de la banda terrorista separatista PKK en Siria, no tendrá un lugar en las ellas. Por otro lado, continúa la lucha antiterrorista de Turquía contra el YPG (Unidades de protección del Pueblo Kurdo) y el Daesh (acrónimo en árabe del Estado Islámico)», aclaró Cavusoglu. No obstante, el jefe de la diplomacia turca recalcó que su Gobierno sigue oponiéndose a una solución política para Siria en la que se incluya al presidente Bachar al Asad.



El alto el fuego elaborado conjuntamente entre Ankara y Moscú llega tras una serie de encuentros diplomáticos entre estos dos importantes actores en el conflicto sirio e Irán, principal aliado regional de Damasco. «Hay dos textos listos para una solución en Siria. Uno se refiere a la resolución política y el otro al cese al fuego. Pueden ser implementados en cualquier momento», dijo Cavusoglu antes de agregar que la oposición de Siria jamás apoyará a Asad.


Precisamente, la insistencia de Turquía en que Al Asad deje la presidencia seguirá obstaculizando los diálogos con Rusia, valedor del mandatario sirio.



Aun así, los esfuerzos diplomáticos auspiciados por Moscú y emprendidos en la última semana, se pueden considerer

como uno de los mayores avances hasta ahora para la paz en Siria, y podrían derivar en negociaciones políticas entre el régimen y los grupos opositores, previstas para las próximas semanas en Astana, capital de Kazajistán.


Este éxito va en detrimeno de Estados Unidos, que pierde fuerza en la región. Pese a seguir bombardeando al Estado Islámico en Raqa y formando (aunque de manera extraoficial) a rebeldes moderados, Washington ha perdido la partida frente a Moscú.


Es más, tras los intentos fallidos de negociación en Ginebra impulsados por Washington quedarían en papel mojado en caso de alcanzarse algún pacto en Astana. Por su parte, l presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, volvió a arremeter contra EE UU y sus aliados occidentales, al asegurar que tiene pruebas de que la coalición internacional liderada por Washington no ataca al Estado Islámico, sino que apoya al grupo terrorista, además de a las milicias kurdo-sirias YPG.



Como viene sucediendo en la mayoría de arreglos de alto el fuego, la última en enterarse es la propia oposición moderada siria.


Responsables opositores aseguraron ayer que no habían recibido propuesta alguna para establecer un alto el fuego, pese al anuncio de tregua. Un portavoz rebelde dijo que esperan que esta semana continúen las reuniones entre Ankara y las fuerzas insurgentes, pero no pudo confirmar que se haya alcanzado un acuerdo definitivo para poner fin a los combates. La fuente anónima reveló que el principal obstáculo a las negociaciones con la oposición radicaba en que Rusia desea excluir la zona rural de Damasco del cese al fuego, una condición que los militantes rechazan.



El jefe de Relaciones Exteriores del Movimiento Islámico de los Libres de Sham, Labib al Nahas, confirmó que su organización no ha recibido ninguna «propuesta oficial para un alto el fuego». Sin embargo, el movimiento liberal de la oposición siria Ghad al Suri se apresuró a confirmar que apoya el acuerdo.



Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.