Monotonía

|

EL MATERO, LAS MATAS DE FARFÁN.- Hacer Io mismo rutinaria y repetidas veces es a lo que llamamos MONOTONIA, a todos nos aburre, nos agobia, nos deprime, nos ahoga, hacer siempre lo mismo, frecuentar siempre los mismos lugares, compartir durante años con las mismas personas, comer las mismas comidas todos los días, ver o escuchar siempre los mismos programas, el mismo trabajo por más de 10 años, caminar los mismos caminos y recorrer las mismas calles.


A los seres humanos nos hacen falta los cambios, diversificar la existencia, no nos acomoda vivir una vida petrificada e inerte, nos gustan los cambios, las innovaciones, los nuevos proyectos, conocer nuevos lugares, nuevas personas, trasladarnos de un barrio a otro, de un pueblo a otro, de un país a otro, porque eso es lo que realmente le da sentido a la existencia, y es que la vida misma es evolutiva y cambiante.


Sin embargo hay personas a las que les aterra y les horroriza tomar la decisión y hacer esos cambios que nos demanda la vida y caen en una especie de trampa o telaraña que los atrapa en una vida MONOTONA y rutinaria, dar el salto les da miedo, es como estar en el fondo de un pozo del que no pueden salir.


Renunciar a ese trabajo en el que tienes años y no has sido promovido, dejar un pueblo en el que nunca has podido avanzar, dejar un país en el que no has podido progresar, dejar una pareja que no te da paz ni armonía espiritual, dejar de frecuentar lugares que no aportan nada a tu interior, dejar amigos que te apoyan en tragos y francachelas pero que no aportan buenas ideas de bienestar, son parte de los pasos que hay que dar para no caer en una MONOTONIA.


Hacer algo nuevo por lo menos una vez por semana, un viaje, un encuentro de amigos, una comida diferente con la familia en un campo, en la playa, en el patio de la casa, en una finca o en un espacio que no sea el mismo que se usa todos los días, ayudara a tener la sensación de haber salido de lo mismo que se hace todos los días.


Vender esa casa en la que has vivido por tantos años y a la que has estado aferrado y comprar otra mudarte a un nuevo sector ayudara a que conozcas nuevas calles, nuevas caras, nuevas personas y eso dará nuevas emociones a tu vida, para nada es recomendable renegar de tus viejos conocidos ni romper los lazos afectivos con los mismos, pero no hace mal expandirte a nuevos horizontes, encariñarse con cosas materiales y esclavizarse a estar unido a esas mismas cosas por días, semanas, meses, y años, es lo que nos hace caer en la en la rutina.


Hay personas que no se atreven a irse a otro país por estar unidos a su pasado, a sus ancestros, al lugar donde nacieron, sin imaginar siquiera que irse a otro lugar los ayudara a esparcirse emocionalmente y a salir de la monotonía, por ejemplo he visto a mi madre desde que la conozco hacer lo mismo todos los días de su vida, se levanta, se asea, cuela el café todas las mañanas, se ocupa del tema de la comida del día, de poner las cosas de la casa en orden si haber fallado ni un solo día de esa cotidianidad que aburre y atrapa.


Nunca vi que mi madre se planteara la idea de salir de la casa e ir a caminar sin rumbo fijo, o de quedarse en cama todo el día viendo tele, o de hacer un jugo en vez de un café al levantarse, o de no cocinar y "el que quiera comer que se la averigüe como pueda'


En definitiva lo que planteo es que hay que romper los miedos, hay que atreverse a dar el salto, hay que tomar esa decisión que llevamos años pensando y que no nos hemos atrevido a tomar aunque en el intento fracasemos, bien lo dice el refrán ES MEJOR FRACASAR EN EL INTENTO, QUE NO INTENTARLO POR EL MIEDO AL FRACASO. solo así se sale de la MONOTONÍA.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.