Una dominicana muerta y esposo grave después que la pareja se enfrentó a puñaladas en Lawrence

|

EL MATERO, NUEVA YORK._ La dominicana Jesenia Torres de Monegro de 28 años de edad, fue asesinada por su esposo Joel Monegro de 32, que resultó grave, después que la pareja con tres hijos en 13 años de matrimonio, se enfrentó a puñaladas en el apartamento que compartían en el edificio 41 la calle Doyle en Lawrence (Massachusetts), el lunes en la madrugada, dijo la policía. 


Joel Monegro, quien asesinó a su esposa Jesenia durante una pelea entre ambos a puñaladas el lunes en la tarde en Lawrence (Massachusetts). A la derecha, es procesado en el Centro Médico Tufts en Boston, por la jueza de Lawrence Lynn Rooney, una fiscal adjunta y su abogada provisional. (Fotos fuente externa)



Monegro, nativo de La Vega y un trabajador de construcción y pavimentación, fue acusado de asesinato en primer grado y otros cargos, después de ser transportado grave en un helicóptero clínica desde Lawrence, al Centro Médico Tufts en Boston, donde ayer martes fue procesado en su lecho de cuidados intensivos.


“Ella me apuñaló y yo la apuñalé”, les dijo Monegro a los policías cuando era llevado al hospital. Los investigadores dicen que los agentes enviados al apartamento #1 de la citada dirección n Lawrence, encontraron los dos cuerpos en un charco de sangre y dos cuchillos cerca.


El reporte sostiene que cuando los oficiales y paramédicos, estaban al lado de la pareja caída, la mujer les dijo que “ me apuñaló”, miró a Monegro, se le cerraron los ojos y no volvió a abrirlos, tras ser declarada muerta en el hospital.


Los hijos de la pareja, tienen edades de 10, 7 y 3 años.


Monegro, quien fue instruido de los cargos en el hospital por la jueza Lynn Rooney, junto a una fiscal y a una abogada provisional que se le asignó al hombre, respondió que entendía la gravedad de las acusaciones.


El parte policial dice que él llamó a un familia y al 911 y ambas llamadas, les dijo que “los dos nos estamos muriendo”. La mujer recibió varias puñaladas a manos de Monegro.


La jueza Rooney ordenó que se mantenga preso sin derecho a fianza.


Entubado y con vendaje en la frente, Monegro mantuvo los ojos cerrados durante el proceso de cargos en el hospital, pero balbuceaba algunas palabras.


La fiscal adjunta del distrito de Lawrence, Kate MacDougall, que investiga casos importantes en el Tribunal Superior del condado de Essex, estuvo presente en la lectura de cargos.


La abogada defensora Carolyn McGowan representó a Monegro únicamente a los efectos de la acusación.


Los informes de la policía indican que la pareja planeaba divorciarse, después dfe 13 años de casados. Monegro, había sido acusado previamente después de una disputa doméstica a principios de este mes en la casa de la pareja, de acuerdo con los registros judiciales.


Fue arrestado y acusado de agresión doméstica y agresión contra un miembro de la familia el 18 de mayo.


Esa noche, poco después de las 11:00 de la noche, Torres le dijo a la policía que su esposo estaba peleando con su padre y también la golpeó.


Monegro le dijo a la policía que su suegro estaba ebrio y lo contrariaba. Entonces él lo golpeó. Pero Monegro nunca admitió haber golpeado a su esposa.


No se le impuso fianza en ese incidente, de acuerdo con los registros judiciales. Fue puesto en libertad bajo fianza y tenía cita para regresar al tribunal el 10 de julio. Torres no tenía órdenes de restricción previa o actual contra Monegro, de acuerdo.


El lunes a las 5:00 de la tarde, la policía de Lawrence respondió al apartamento de la pareja por un reporte de un doble apuñalamiento.


Un vecino le dijo a la policía que habló con Monegro por teléfono el lunes poco antes de la tragedia.


El vecino relató que Joel le dijo que llamara la ambulancia, porque él y la mujer, se estaban muriendo.


Cuando el vecino le preguntó qué sucedió, Joel le respondió que “nos metimos en una pelea y ambos nos apuñalamos".


El vecino dijo que regularmente revisa a Monegro porque sufre de depresión debido al proceso de divorcio. Monegro también llamó a la policía y le dijo a un despachador que él y su esposa se apuñalaron uno al otro y que se estaban muriendo.

Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.