​Solo la cultura une los pueblos.

|



El crecimiento de los pueblos lo constituye la unión de varios esfuerzos. Una autoridad electa por los munícipes, debe responderle con buenas obras a esa masa que le dio ese espaldarazo. A veces las intenciones se acoplan en cosas tan grandes que no se está en capacidad de hacer. Más es sabido que el conjunto de intenciones pequeñas es que han hecho las grandes urbes. No se puede parar de trabajar porque no se tienen grandes recursos para hacer inversiones de igual tamaño.


Si las circunstancias facilitan la apertura de nuevas calles vamos abrir esas calles, que hasta posibilitan mayor movilidad en la ciudad. Hay uno que otros callejones sin salida en este municipio de Las Matas de Farfán, muy probable que las autoridades ni cuenta se den que existen, sin embargo pueden ser una oportunidad para cambiar y permitir la libre circulación dentro de la población. Esto también es una alternativa de inversión de recursos en obras inolvidables.


Las autoridades municipales deben caminar su localidad, para que constituyan voces fuertes en favor del avance y el progreso de su demarcación. Cuando un pobre viene a darse cuenta que algo constituye un problema es porque le ha dado de frente muchas veces. Hay dificultades que cuando se inician no cuestan nada resolverla, pero cuando el deterioro se va creciendo, los recursos no alcanzan.


Es importante por eso que las autoridades promuevan la organización en los barrios. No hay mayor apoyo para un pueblo que sus sectores estén unidos a una sola voz. Hay dificultades que una ciudad organizada la resuelve sin necesidad de ayuda ni de gobierno, ni de ayuntamiento. Es función de las autoridades, educar a su comunidad para que entienda que no todo tiene que resolverlo el gobierno, que todos tenemos una cuota de sacrificio en la construcción de una vida más cuidada y cómoda, nadie quiere a una persona más que el mismo.


En función de esto un municipio como Las Matas de Farfán, con una identidad en términos profesionales, de ser el municipio más estudioso de la República Dominicana. Pero, que por una serie de tabúes y egoísmo no se ha sabido aprovechar esa coyuntura para crear una identidad cultural. Se puede decir también por la falta de visión de las autoridades municipales para apoyar, la educación y la cultura.


Hay que fortificar una cultura que nos una como comunidad, que haga crecer un auténtico amor por nuestras raíces. Este es un paso que alguien tiene que darlo. Hay que elegir autoridades que sientan pasión por la cultura. A veces el progreso no está solo en la gran infraestructura, sinó en la mentalidad de los hombres.


La autora es docente en la UASD, San Juan.


Sin comentarios

Escribe tu comentario




No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes. Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.